La importancia de la presencia de ganado bovino y equino en los montes

​Han presentado un estudio sobre el comportamiento de los grandes herbívoros y su impacto en la vegetación en áreas desfavorecidas de la cornisa cantábrica para lograr sistemas sostenibles
|

La presencia de ganado bovino y equino en las zonas de la ladera cantábrica que abundan en prados y mechones es positiva para la sostenibilidad de estas superficies, ya que el ganado reduce y controla la materia leñosa de los prados y las toxinas, al tiempo que contribuye a la diversión de vegetación con la aparición de nuevas especies florales y vegetales. Estas ideas se encuentran entre las conclusiones de la tesis doctoral que acaba de presentar Carlos López en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería del Campus de Lugo bajo el título 'Comportamiento y sostenibilidad del ganado equino y bovino manejado en áreas de brezo y colinas cantábricas'.


La investigación doctoral trata de estudiar las respuestas productivas y el comportamiento de alimentación del ganado equino y el ganado en las superficies de los prados y su impacto en la vegetación, con el fin de establecer pautas de gestión sólidas para el desarrollo de sistemas sostenibles para estos grandes herbívoros en estas áreas desfavorecidas.


La evaluación de la combinación de varios biomarcadores moleculares (alcanos, ácidos grasos y alcoholes de cadena larga) presentes en la cera epicuticular de las plantas para estimar la composición de la dieta, la ingesta y la digestión son otras tareas que realiza esta investigación doctoral elaborada a partir de los resultados obtenidos en tres experimentos desarrollados en el predio del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida) 'Monte Carbayal', ubicado en la Serra de San Isidro (Illano, Asturias), en virtud de dos proyectos de investigación que recibieron financiación del Instituto Nacional de Tecnología e Investigación Agrícola y Alimentaria (INIA) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FED).


CarlosLopez

Carlos López presentando su tesis.


La evaluación de la selección de la dieta del ganado equino se centró en el primero de los experimentos en los que se estructura la investigación doctoral de Carlos López, quien estudió las respuestas productivas y el estado parasitario del ganado equino, además de la dinámica vegetal de las áreas de matorral en el que pastaban.


Otra de las experiencias desarrolladas compara el comportamiento del ganado bovino y el equino en diferentes situaciones de vegetación y luego se descubre que las yeguas pastan más que las vacas.


En una tercera fase, este investigador evaluó el uso de alcoholes de cadena larga, mezclados con alcanos y ácidos grasos como marcadores fecales para estimar la composición y digestión de la dieta y la ingesta de caballos y carne de res alimentados con forraje de prados.

Archivo