Natalia Majó en las instalaciones del IRTA. Imagen: IRTA.

“Las vacunas son el futuro” para poder hacer frente a las enfermedades

​Así lo asegura la jefa del programa de Sanidad Animal del IRTA, la veterinaria Natalia Majó
|

La experta señala que para hacer frente a muchas enfermedades “debemos prevenir porque pronto no dispondremos de antibióticos para tratarlas o bien los tendremos restringidos debido a las resistencias”.


Uno de los pilares de la investigación del programa de Sanidad Animal del IRTA es mejorar el conocimiento de los patógenos para innovar o mejorar las vacunas. “Tenemos que conseguir que sean eficaces y seguras. Pero esto es una búsqueda larga y costosa, a menudo incomprensible de cara a la sociedad, ya que para obtener un producto efectivo hace falta casi una década para conocer y estudiar el comportamiento de un patógeno”, afirma la veterinaria.


ENFERMEDADES INFECCIOSAS EMERGENTES


Majó indica que las enfermedades que tienen más impacto en la actualidad son las pestes porcinas, “tanto la peste porcina africana como la peste porcina clásica, con consecuencias devastadoras para el sector porcino en muchos países de todo el mundo”.


“En Asia ya estamos viendo los efectos de la peste porcina africana y ahora nos estamos preparando por si llega al país. Tenemos la suerte de que en el IRTA-CReSA tenemos grupos de investigación muy potentes trabajando en estas dos enfermedades y por tanto podemos disponer de herramientas de diagnóstico y control efectivas. Además, somos centro de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para la peste porcina clásica”, señala.


Además, apunta que hay enfermedades que siguen existiendo “y nos deben preocupar como expertos en sanidad animal, aunque no aparezcan en los medios de comunicación”.


En este sentido, hace referencia a los años 2016 y 2017 que fue una de las epidemias más importantes de gripe aviar en Europa “con un gran número de granjas avícolas afectadas sobre todo en Francia y Hungría, pero como prácticamente no salió en los medios, pasó desapercibido”.


Por otro lado, explica que el cambio climático y la globalización también afecta en la aparición de nuevas enfermedades. “Es evidente que cuanto más nos movemos por el planeta, hay más riesgo de contagio o aparición de nuevas enfermedades. Si a esto le sumamos el cambio climático, los efectos se reflejan sobre todo en las enfermedades transmitidas por vectores. El hecho de tener especies exóticas vectores de enfermedades como el caso del mosquito tigre, también ha supuesto la llegada de nuevos virus”, apunta.


Asimismo, indica que hay otros animales que sufren y sufrirán los efectos del cambio climático como las aves, sobre todo las migratorias, ya que sus desplazamientos se pueden ver alterados por cambios en el clima. “Esto puede tener efectos en las enfermedades que afectan a las aves si tenemos en cuenta que su ecología puede cambiar y podrían entrar en contacto con nuevos hábitats, nuevas especies e interacciones”, afirma la veterinaria.

Archivo