El veterinario es el encargado del seguimiento y control del ganado para que se cumpla la normativa vigente que garantice la seguridad alimentaria.

Denuncian falta de veterinarios en Valencia

La falta de veterinarios provoca que no se produzcan las inspecciones necesarias o que queden paralizados los informes oficiales de registros de explotaciones ganaderas
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) urge a la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana a cubrir las vacantes de veterinario en varias oficinas comarcales de Agricultura, Pesca y Alimentación (OCAPA) en la provincia de Valencia. La central sindical lamenta que en lugar de sustituir de manera inmediata las bajas, la Administración esté tardando meses en hacerlo, con el perjuicio que supone para el usuario, que se queda sin servicio o tarda más tiempo en recibirlo.


CSIF explica que esta situación la sufren especialmente en las oficinas de Alzira, sin veterinario oficial desde el 16 de septiembre, y Foios, sin este profesional desde el 1 de octubre. En ambos casos se han quedado sin servicio por falta de sustitución de bajas y vacantes. En Llíria la plantilla ha pasado de dos veterinarios a uno desde mitad de septiembre por la misma carencia de reemplazo.


Según el sindicato, esta falta de especialista en Alzira o Foios provoca que no se produzcan las inspecciones necesarias o que queden paralizados los informes oficiales de registros de explotaciones ganaderas. Así, hacen hincapié en que entre las funciones de este servicio se encuentra el seguimiento y control del ganado para que se cumpla la normativa vigente que garantice la seguridad alimentaria. Del mismo modo, supervisan el movimiento pecuario y emiten las certificaciones sanitarias de traslados.


La central sindical explica que el servicio veterinario oficial de cada comarca tiene carácter de autoridad competente en las explotaciones ganaderas de su zona. “La importancia de este servicio llega hasta el punto de que el pasado 25 de noviembre, Consejería denegó la posibilidad de hacer dos horas de huelga a quien lo pidió alegando que son servicios mínimos en las comarcas en las que hay un veterinario. No obstante, a pesar de esta consideración, la Administración no cubre las bajas”, denuncian.


Por todo ello, CSIF insta a la cobertura inmediata para ofrecer el servicio necesario al usuario.

Archivo