Galicia expone las medidas de sanidad animal que está llevando a cabo

Galicia puede presumir de que el actual estado sanitario de la cabaña gallega aporta privilegios y ventajas para los ganaderos y para la población en general
|

El director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de la Xunta de Galicia, José Balseiros, participó esta semana en unas jornadas en Santarém, Portugal, sobre sanidad vegetal y animal, de la mano del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).


Así, a lo largo de dos jornadas, se analizaron las medidas llevadas a cabo en las distintas comunidades y los resultados conseguidos para hacerle frente a diversos organismos vegetales de cuarentena. En este sentido, en lo tocante a la sanidad animal, Galicia puede presumir de que el actual estado sanitario de la cabaña gallega aporta privilegios y ventajas para los ganaderos y para la población en general.


Desde la Xunta recuerdan que "nuestra comunidad está declarada como región oficialmente indemne de brucelosis bovina (conseguida en el año 2017) y de brucelosis ovina y caprina (conseguida en el año 2013), hechos que revalorizan los productos alimentarios gallegos de origen animal, al tiempo que ofrecen garantías a la población y a los consumidores".


Así, el director general puso en valor los controles de esta enfermedad llevados a cabo en la comunidad, que son muy exhaustivos y para los que se emplean los métodos de diagnóstico oficiales que vienen recogidos en la normativa estatal de aplicación y en el programa nacional. En relación con la tuberculosis, Balseiros subrayó que Galicia también destaca por ser la comunidad autónoma con la prevalencia de tuberculosis bovina más baja del territorio peninsular español, con un 0,05% en el año 2018 frente otras comunidades como Andalucía (12,34%), Castilla La Mancha (10,35%) o Extremadura (9,75%). Además, el director general destacó que este año la Comisión Europea declaró la provincia de Pontevedra como oficialmente indemne de esta enfermedad.


Sobre las medidas de prevención que la Consellería tiene en marcha frente a la peste porcina africana, el director general señaló que nuestra comunidad reforzó el plan estratégico de bioseguridad en explotaciones del sector porcino. Así, además de las encuestas de bioseguridad realizadas en la totalidad de las granjas porcinas gallegas, la Xunta está revisando el registro de explotaciones de autoconsumo y visitando todas aquellas granjas en situación registral de alta para proporcionarle a sus titulares un documento informativo sobre la prevención de esta enfermedad. 


También han reforzado la vigilancia en movimientos procedentes de otros países considerados de riesgo, el control de las condiciones de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado, la vigilancia en los mataderos y en las poblaciones de jabalís. "En este sentido, hace falta recordar que los esfuerzos y recursos de la Consellería están concentrados fundamentalmente dentro del Programa de vigilancia sanitaria del ganado porcino", explican.


En materia de sanidad vegetal, el dirigente autonómico analizó la situación actual de la couza de la patata y las actuaciones realizadas por el Gobierno gallego, que fueron incluso puestas de ejemplo por el Ministerio para el resto de comunidades y avaladas por la Unión Europea, tras una auditoría realizada en septiembre de 2018. Así, dijo, las autoridades europeas concluyeron que solo se puede conseguir dicha erradicación si se continúa con las actuaciones desarrolladas hasta ahora.

Archivo