Este tipo de bacteria forma parte de la flora habitual de la boca de un perro y generalmente no causa ningún tipo de enfermedad significativa.

Un hombre muere tras ser lamido por su perro y contraer una infección rara

El paciente fue tratado en cuidados intensivos, pero su salud continuó deteriorándose y murió de insuficiencia orgánica múltiple, según los médicos
|

Un hombre de 63 años ha fallecido en Alemania después de contraer una infección rara cuando su perro lo lamió, según informa CNN.


La infección del hombre, previamente sano, fue causada por la bacteria capnocytophaga canimorsus, una bacteria que se encuentra comúnmente en la boca de perros y gatos y que se transmite a los humanos solo en casos raros. La bacteria también puede transmitir a través de una mordedura de un animal, pero el hombre no había sido mordido.


“Su perro, su única mascota, lo había tocado y lamido, pero no lo había mordido ni herido en semanas anteriores”, explican los médicos del Hospital de la Cruz Roja en Bremen, Alemania, en el informe publicado.


Al principio, el hombre informó síntomas similares a la gripe y luego desarrolló sepsis severa y púrpura fulminante, un trastorno agudo que causa manchas de sangre, hematomas y decoloración de la piel, así como necrosis.


El paciente fue tratado en cuidados intensivos, pero su salud continuó deteriorándose y murió de insuficiencia orgánica múltiple, según los médicos.


“Los dueños de mascotas con síntomas banales, por ejemplo, similares a la gripe, deben buscar urgentemente consejo médico cuando los síntomas son inusuales”, apuntan.


NO ES EL PRIMER CASO


En mayo, a una mujer de Ohio (EEUU) le amputaron las piernas y las manos después de contraer una infección rara por esta misma bacteria.


Según explican los médicos, la infección probablemente ocurrió cuando su cachorro de pastor alemán le lamió una herida abierta.


Asimismo, en Wisconsin (EEUU), el año pasado los cirujanos amputaron partes de la nariz y las extremidades de un hombre después de que la misma bacteria ingresara en su cuerpo.


Este tipo de bacteria, capnocytophaga canimorsus, forma parte de la “flora habitual de la boca de un perro y generalmente no causa ningún tipo de enfermedad significativa. Sin embargo, en el lugar equivocado, en el momento equivocado, en el paciente equivocado… puede conducir a infecciones graves, pero muy, muy raramente “, asegura Stephen Cole, profesor de microbiología veterinaria en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania.

Archivo