Ahora mismo están sin responsable servicios como el control de las plagas de ratas y las inspecciones de locales y espacios públicos.

Una capital española se queda sin veterinario y se bloquea la salud pública

El hueco en el Ayuntamiento de Oviedo está bloqueando el funcionamiento de varios servicios relacionados con la salubridad, como son el control de las plagas de ratas y las inspecciones de locales y espacios públicos
|

El Ayuntamiento de Oviedo está sin veterinario municipal desde el pasado 16 de noviembre tras la jubilación de la persona que ocupaba esta responsabilidad. Este hueco en la plantilla del Ayuntamiento está bloqueando el funcionamiento de varios servicios relacionados con la salubridad, como son el control de las plagas de ratas y las inspecciones de locales y espacios públicos. También está retrasando la concesión de licencias relacionadas con la aperturas o cambios de titularidad de locales de alimentación. La baja afecta, además, al bienestar animal, puesto que la funcionaria que se ha jubilado era responsable también del contrato de gestión del albergue de animales.


La concejala de Somos Oviedo, Anabel Santiago, ha criticado la “grave irresponsabilidad” del Ayuntamiento por generar esta situación, a la vez que ha denunciado la falta de planificación del equipo de gobierno, puesto que una jubilación no es una circunstancia fortuita, sino algo totalmente previsible, por lo que el área de Salud Pública, dependiente del concejal José Luis Costillas, debía haber realizado con antelación a que se hiciese efectiva la baja en el servicio los trámites para que no se produjese este vacío. “Tenemos constancia de que el concejal fue advertido formalmente el pasado mes de octubre de que se iba a producir esta jubilación, pero parece que no ha tenido tiempo de ocuparse del asunto”, ha denunciado la concejala.


Con más detalle, Santiago ha explicado que como consecuencia de la mala gestión del Gobierno local ahora mismo están sin responsable servicios tan sensibles como el albergue de animales o el control de las plagas de ratas que tanto preocupan a los vecinos y vecinas de Oviedo. “Además de estas tareas, la veterinaria municipal también era la persona encargada de informar sobre las licencias de locales de alimentación, así como de las inspecciones tanto en espacios públicos como en los locales si se producía algún tipo de denuncia de particulares o de la Policía Local”, ha explicado Santiago. Otra de las tareas de la veterinaria municipal está relacionada con las licencias sobre tenencia de animales potencialmente peligrosos. “Todas estas licencias entendemos que sufrirán aún más retrasos como consecuencia de la dejadez del bipartito”, ha manifestado la concejala.


Por último, ha pedido al Gobierno local explicaciones sobre esta falta de planificación y que se inicien sin más demora los trámites para cubrir este puesto de trabajo.

   Denuncian deficiencias en el modelo de control de salud pública española
   No reconocer centros veterinarios como sanitarios, riesgo de salud pública

Archivo