Posicionamiento del grupo de trabajo intersindical veterinario respecto a la manifestación del 17 de noviembre.

El grupo intersindical veterinario se desmarca de la manifestación del 17N

Entienden que el planteamiento de esta iniciativa no encaja con los principios básicos de sus organizaciones sindicales
|

El grupo de trabajo intersindical compuesto por los sindicatos profesionales veterinarios Usvema (Unión Sindical Veterinaria de Madrid), Usvega (Unión Sindical Veterinaria Galega), Consive (Convergencia Sindical Veterinaria de Las Palmas), además de unirse Veterinaria Digna Madrid, firman este posicionamiento sobre la manifestación veterinaria del 17 de noviembre.


"En relación a la manifestación convocada para el día 17 de noviembre bajo el lema 'Somos veterinarios, somos profesionales sanitarios' y que, según declaraciones de su organización, trata de ser una acción que persigue la unidad del colectivo veterinario para mostrarse con fortaleza y reclamar mayor visibilidad, mayor respeto y la defensa de derechos; desde el Grupo de trabajo intersindical veterinario queremos hacer público este comunicado para expresar nuestro posicionamiento respecto a dicha manifestación, así como las razones que nos han conducido a tomar esa decisión.


Dicho grupo de trabajo intersindical está compuesto por integrantes de los sindicatos profesionales veterinarios USVEMA (Unión Sindical Veterinaria de Madrid), USVEGA (Unión Sindical Veterinaria Galega) y CONSIVE (Convergencia Sindical Veterinaria de Las Palmas). Forma parte de la naturaleza de nuestras organizaciones mantener una actitud dialogante, ética y transparente en la lucha por conseguir los objetivos que se han marcado desde su constitución y que no son otros que la defensa de la profesión, la promoción de la misma en la sociedad y la defensa de los derechos de las y los profesionales y todas aquellas personas relacionadas con ella. Para ello se coloca como eje central inexcusable la defensa de la vida, la salud y la dignidad, manteniendo siempre una actitud de inclusión hacia todas las personas, en especial aquellas que, por su situación, se encuentren más desfavorecidas, en riesgo o con menos posibilidad de defensa. Nos parece fundamental, por tanto, priorizar nuestras actuaciones encaminadas hacia las acciones de mayor urgencia en la actualidad.


En ese sentido, hemos trabajado intensamente y seguimos vigilantes para procurar que se firme un convenio laboral entre patronal y sindicatos mayoritarios lo más justo y digno posible y que facilite la conciliación, el descanso y la seguridad laboral. Asimismo, siguiendo el mismo criterio de urgencia, se está trabajando para mejorar la cobertura en asistencia psicológica para todas las personas relacionadas con el colectivo veterinario, para informar sobre derechos laborales a futuras veterinarias y veterinarios. Además, estamos en contacto con otras organizaciones de profesionales de la salud para minimizar los riesgos derivados de la manipulación de los medicamentos peligrosos a través de la elaboración de una norma específica. La salud y la vida son los factores de mayor influencia en nuestra toma de decisiones: no podría ser de otra manera siendo un sindicato de profesionales sanitarios.


Por ello, figura dentro de nuestra hoja de ruta la elaboración de una batería de medidas que consideramos necesarias para mejorar, no sólo la posición de todos los profesionales veterinarios y aquellas personas relacionadas laboralmente con el colectivo, sino que reviertan de forma positiva en la sociedad, sobre todo en los sectores más sensibles y en riesgo social, como niñas y niños, tercera edad y grandes dependientes. La redacción de este documento incorpora medidas sociales, económicas, educativas, legislativas e, incluso, penales, pero, sobre todo, se caracterizará por ser integrador, pensando en el mayor beneficio para todas las personas a las que afecte, independientemente de su estatus laboral, puesto que así consideramos que deben ser las actuaciones que mejoren la percepción que la sociedad tiene de nosotros y nosotras como profesionales involucrados con la sociedad. Esta ha sido nuestra premisa durante los dos años de nuestra incipiente puesta en marcha: generar confianza, diálogo y transparencia para poder luchar por una profesión donde todas las opiniones cuenten, donde las decisiones de acciones comunes se tomen horizontalmente y se trabaje de forma conjunta para fomentar una Veterinaria más comprometida, más social y más cooperativa.


Desde que hemos sido informados por las personas promotoras de la manifestación sobre el inicio de su organización, estos han sido nuestros pasos como grupo de trabajo:


1ª ETAPA:


1. Se mantuvo contacto continuo con el desarrollo de la organización para tener información de primera mano.


2. Se trasladaron dos documentos a los promotores que reflejan nuestros valores y líneas de trabajo para que tuviesen información sobre nuestra visión de lo que debe ser la Veterinaria y sobre nuestro posicionamiento con respecto a las actuales negociaciones del convenio laboral.


3. Se comunicó a Fesvet (Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios) el inicio de la organización de esta manifestación por entender que son una organización afín a nuestros valores.


4. En función de la información que íbamos recogiendo se aconsejó a la organización que, bajo nuestro criterio, para hacer una manifestación para toda la profesión no se incluyeran peticiones concretas para que nadie se pudiese sentir excluido. Solamente un lema genérico, aludiendo a nuestro carácter sanitario.


La organización mantuvo la idea de que era una manifestación para toda la profesión y que se incluirían las medidas que habían publicado, trasladándonos la posibilidad de proponer las sugerencias que considerásemos oportunas: rebaja del IVA del 21%, posibilidad de venta de medicamentos veterinarios, regulación de apertura de centros veterinarios y consideración a todos los efectos del carácter sanitario de la profesión.


2ª ETAPA:


1. Se les aconseja que, de llevar medidas específicas, definan bien la manifestación (quienes son y qué desean reclamar), para evitar malos entendidos y que se pudieran generar sentimientos de exclusión al no verse parte del colectivo reflejado en las peticiones.


2. Se les aconseja que, para hacerla universal, consulten con organizaciones de cada sector, y así conocer de primera mano cuáles son sus reclamaciones más urgentes.


3. Se les trasladan nuestras peticiones como organizaciones sindicales: reclamar la consideración de facto de profesión sanitaria, reclamar el acceso de los veterinarios a las especialidades multidisciplinares y solicitar al Ministerio de Trabajo un aumento de las inspecciones en los centros veterinarios y cooperativas agroganaderas en su plan contra la precariedad laboral.


Pusimos especial atención a esta última medida puesto que entendemos que la precariedad laboral en toda la amplitud del término (bajos sueldos, horas excesivas, falta de conciliación, guardias mal remuneradas, imposibilidad de desconexión por vinculación con el teléfono, falsos autónomos, no reconocimiento de la categoría profesional, contratos en fraude de ley, contratos de becarios/as...), es un mal endémico en todas las vertientes de nuestra profesión y fomenta con mayor fuerza que cualquier otro factor el abandono, la pérdida de salud, la baja autoestima y, por ende, una motivación cada vez menor para ejercer el trabajo encomendado. Además, luchando contra la precariedad laboral se combate también contra la competencia desleal basada en la disminución de gastos a través de contratos abusivos.


Consideramos que, en los tiempos que corren, personas con la suficiente sensibilidad deberían entender que la denuncia de la precariedad debe ser un tema, no solo a tener en cuenta en declaraciones de prensa, sino que debe ocupar un lugar similar al de otras reivindicaciones en las peticiones que se trasladen a un Gobierno. Como sindicatos, nos parece inexcusable que no se haga de esa manera, máxime cuando se nos pide sensibilidad hacia temas que no afectan a todo el colectivo. No entendemos que se reclame respeto a la sociedad y no denunciemos la falta del mismo hacia nuestras y nuestros colegas.


Tras enviar en tres ocasiones nuestras peticiones, hemos podido comprobar que han sido desestimadas y no han sido incluidas dentro de la lista de reivindicaciones, hecho que no se modificó cuando Fesvet tomó el relevo de la organización.


Una vez esperado un tiempo prudencial y tras analizar los documentos actualizados referentes a la manifestación, entendemos que el planteamiento de esta iniciativa no encaja con los principios básicos de nuestras organizaciones sindicales. Como consecuencia, por principios, por coherencia y por solidaridad con aquellas personas que, como profesionales, no ven una acción comprometida para luchar por mejorar su situación, nos vemos obligados a descolgarnos como organización sindical de esta manifestación, pudiendo las y los integrantes de estos sindicatos acudir a título personal, como no puede ser de otra manera, y participar en la marcha. A esta decisión se suma también CGT-Veterinaria Digna Madrid, que ha mantenido intensos debates en la misma línea.


Por último, queremos agradecer la actitud proactiva de las personas que de un modo u otro han participado a lo largo del proceso de gestación de esta iniciativa, tanto en la organización, como en los debates generados, ya que han posibilitado que hayan surgido posicionamientos, ideas y actitudes, que de otra manera no habrían aflorado, y que han conseguido arrojar más luz sobre cuáles son las carencias que tenemos como colectivo, así como hacer autocrítica al evidenciarse nuestras propias debilidades como organización. Asimismo, nos ha permitido reafirmarnos en nuestra creencia de que el cambio ha de venir de la mano de la colaboración, el diálogo constante y el trabajo cooperativo puesto que las posiciones individualistas, la censura de ideas no afines y la defensa de intereses particulares no son el camino para un cambio, y todo eso constituye, en realidad, el statu quo del que ya no queremos formar parte.


En cualquier acción que respete todos los principios que defendemos, allí estaremos".

Archivo