La nueva Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Huelva con su presidente, Fidel Astudillo (4º por la izq.), al frente.

La nueva Junta del Colegio de Veterinarios de Huelva toma posesión

​El actual presidente, Fidel Astudillo Navarro, ha renovado su cargo seis años más
|

La nueva Junta de Gobierno del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Huelva, tras el proceso electoral convocado, tomó posesión el pasado 11 de noviembre en un acto celebrado en la sede de esta entidad. El actual presidente, Fidel Astudillo Navarro, ha renovado su cargo seis años más, con el compromiso de seguir defendiendo los intereses de los profesionales del sector en la provincia.


Junto a Astudillo, afronta los próximos seis años un grupo ya experimentado y que viene trabajando en el Colegio varios años, estarán José Luis Carrillo Arroyo como vicepresidente, Alejandro Pelayo Perera como secretario y Pilar García García, Rocío Carrasco Zalvide e Ignacio Rebollo Rodríguez como vocales.


La nueva Junta seguirá trabajando para potenciar el ejercicio de la profesión veterinaria, no solo en el ámbito de la clínica de los animales de compañía sino también en los campos de la salud pública, sanidad animal, bienestar animal y el medio ambiente.


Fomentar la formación continua y la especialización entre los colegiados y representar las inquietudes de los veterinarios de la provincia son algunos de los objetivos de este equipo para los próximos seis años. Asimismo, pretende mantener las relaciones con las administraciones públicas, tanto en el ámbito autonómico como provincial y local, todos en los que se desenvuelve la profesión veterinaria. "Y como no, destacar una función que sobresale entre las que asume la organización colegial veterinaria, la del control deontológico profesional, que comporta el establecimiento de unos principios éticos de ejercicio de la profesión", señalan.


Y, por último, dar visibilidad a la sociedad de la imprescindible presencia del veterinario en ámbitos en los que por desgracia aún es desconocido, "esas otras facetas para que se nos reconozcan y se nos dé el sitio que merecemos en materia como seguridad alimentaria y sanidad ambiental, sobre todo, recordando que el lugar que ocupa el veterinario en seguridad alimentaria es fundamental en todos los espacios donde haya que preservar la fiabilidad de los alimentos de procedencia animal", concluyen.

Archivo