Las principales razones que más les preocupan para no tomarse un descanso cuando están enfermos son el impacto que ello tenga en los compañeros y "decepcionar al equipo".

Los veterinarios trabajan incluso cuando están 'enfermos como perros'

​"Trabajar cuando estás enfermo pone en riesgo tu salud y bienestar a largo plazo", señala la Asociación Británica de Veterinarios
|

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA, por sus siglas en inglés) ha publicado nuevos resultados de su encuesta ‘Voz de la profesión veterinaria’ donde resaltan que el 63% de los veterinarios trabajaron cuando no se sintieron lo suficientemente bien en el último año, algo que la Asociación advierte que podría tener un impacto a largo plazo en el bienestar de los veterinarios.


La encuesta, que recibió más de 1.300 respuestas, encontró que el problema es más notable entre los veterinarios sustitutos (69%) y los empleados (64%), pero también es un problema entre los socios y los autónomos (57%). Es más común para los veterinarios en la práctica clínica (65%) que en roles no clínicos (51%). En todos estos sectores, más de la mitad de los veterinarios informaron que trabajaban cuando no estaban bien.


El 18% de los veterinarios encuestados indicaron que no se toman el día libre por enfermedad porque se sienten incómodos al hacerlo. Esto es más común entre los veterinarios más jóvenes (25% de los menores de 35 años en comparación con el 19% de los de 35-54 años y 8% de los mayores de 55 años) y las mujeres (21% en comparación con el 11% de los hombres).


Las principales razones que más les preocupan para no tomarse un descanso cuando están enfermos son el impacto que ello tenga en los compañeros y "decepcionar al equipo". Un encuestado comentó que "dejaría la clínica con poco personal y como resultado los veterinarios restantes tendrían que trabajar mucho más y más duro". Otro manifestó que "estar enfermo no es una opción. La clínica tiene poco personal".


Por otra parte, los veterinarios informaron de una cultura intrínseca en el sector, “la industria veterinaria en general tiene una política de ‘teléfono muerto’, es decir, no llame por enfermedad”.


Un pequeño número de respuestas (36 de 450 veterinarios) mencionaron que no recibieron su salario por estar enfermos o que solo recibieron una parte de lo que les correspondía, por lo que evitaron tomarse el día libre por enfermedad debido a razones financieras.


“Sabemos que los lugares de trabajo de los veterinarios están bajo una enorme presión por la escasez de personal, y ninguno de nosotros quiere sentir que estamos decepcionando a nuestros compañeros, pero el ‘presentismo’ solo almacena más problemas para el futuro”, afirma la presidenta de BVA, Daniella Dos Santos.


“Trabajar cuando estás enfermo pone en riesgo tu salud y bienestar a largo plazo y también puede poner en riesgo a tus compañeros, clientes y pacientes bajo tu cuidado”, agrega.


Por último, Dos Santos se muestra preocupada por la presión que sienten los veterinarios para trabajar incluso enfermos, “especialmente los miembros más jóvenes. Como profesión, hemos dado grandes pasos para reconocer los problemas relacionados con la salud mental y apoyarnos mutuamente y estar físicamente mal debería ser lo mismo”, concluye.

   Mejorar la salud mental de los veterinarios, prioridad en todo el mundo
   Los veterinarios resaltan la importancia de preservar su salud mental

Archivo