Están detectando casos de criadores de perros que acceden a las vacunas, las aplican a los cachorros y las reflejan en las cartillas oficiales.

Advierten que están aplicando vacunas a mascotas de manera ilícita

​El Colegio de Veterinarios de Guipúzcoa recuerda que únicamente un veterinario es el que puede garantizar la seguridad del proceso de vacunación
|

El Colegio de Veterinarios de Guipúzcoa denuncia que han detectado prácticas fraudulentas en “una serie de intervenciones genuinas y específicas de la profesión veterinaria”, como es la dispensación de vacunas a cachorros.


En un comunicado emitido a todos los colegiados, del que se hace eco Noticias de Gipuzkoa, la institución veterinaria señala que es una práctica muy extendida y que ha aumentado con la llegada de Internet. Según explican, cada vez más gente acude a páginas web para comprar cachorros, una práctica que no siempre ofrece todas las garantías. “Se ofrecen cachorros criados en casa cuando resulta que llegan de granjas de Centroeuropa y en qué condiciones”, advierten.


Francisco Galisteo, presidente del Colegio de Veterinarios de Guipúzcoa, recuerda que “el Pasaporte de Animales de Compañía es un documento oficial que solo puede expedir un veterinario tras la implantación del microchip”. “Yo, como veterinario, cuando pongo una vacuna respondo de ella, porque sé que no he roto la cadena del frío, que he hecho una revisión previa al animal... He dado una serie de pasos que garantizan la seguridad del proceso”, indica.


Si bien, aseguran que están detectando casos de criadores de perros que acceden a las vacunas, las aplican a los cachorros y las reflejan en las cartillas oficiales, un comportamiento que constituye delitos de “intrusismo, falsedad documental y fraude”, manifiesta Galisteo.


En este sentido, el Colegio Veterinario recuerda que si las vacunas no están refrendadas por un colegiado “no tienen validez”. Así, aconsejan a los dueños de mascotas que acudan a un veterinario para que les aconsejen de la mejor manera y no sean víctimas de un fraude.


Por último, piden a los colegiados que denuncien estas prácticas si las detectan para tramitar la pertinente denuncia.

Archivo