En este proyecto, se ha realizado la primera aplicación de la vacuna BCG en bovinos para prevenir la tuberculosis en Sudamérica.

Investigadores españoles asesoran en la vacunación de tuberculosis en Chile

El investigador del IRTA-CReSA Bernat Pérez de Val ha participado como asesor externo para evaluar los resultados, aportar conocimiento y experiencia en la vacunación de cabras con la vacuna BCG (bacilo de Calmette-Guérin)
|

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa generalmente crónica que afecta a varias especies de animales, incluyendo los humanos. En bovinos, el principal patógeno causante de la tuberculosis es Mycobacterium bovis. En Chile esta enfermedad es endémica, pero no está distribuida de la misma manera por el territorio. En la zona central del país, entre las regiones de Valparaíso y de Bío bío, es donde se concentra más de la cuarta parte de los bovinos a nivel nacional y donde está el mayor porcentaje de rebaños infectados.


Durante cuatro años, la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET) de la Universidad de Chile y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha estudiado la estrategia de vacunación de los animales en esta zona, liderando el proyecto «Evaluación de la aplicación de la vacuna BCG y la prueba DIVA para la prevención y diagnóstico de la Infecciones por Mycobacterium bovis en planteles bovinos de la zona central de Chile», financiado por el SAG.


La vacuna BCG (bacilo de Calmette-Guérin) es una cepa atenuada de Mycobacterium bovis y actualmente es la única que se utiliza para hacer frente a la tuberculosis humana. En este proyecto, se ha realizado la primera aplicación de la vacuna BCG en bovinos para prevenir la tuberculosis en Sudamérica. A la vez, también ha sido el primer estudio de campo de vacunación a gran escala con participación de servicios veterinarios oficiales, con un total de 8 explotaciones lecheras y más de 1200 animales.


Visita a les granges. Autor: IRTA-CReSA

Visita a las granjas. Imagen: IRTA-CReSA


Hasta ahora, la única medida para hacer frente a la enfermedad era el sacrificio de animales positivos, lo que dificulta la viabilidad de explotaciones cuando la prevalencia de la enfermedad es elevada y no existen indemnizaciones. Junto con la vacunación, también se ha evaluado una alternativa para el diagnóstico de la enfermedad que permita diferenciar los animales vacunados de los infectados.


IRTA-CRESA COLABORA CON INVESTIGADORES CHILENOS


El investigador del IRTA-CReSA Bernat Pérez de Val ha participado como asesor externo de este proyecto para evaluar los resultados, aportando el conocimiento y la experiencia del IRTA-CReSA en la vacunación de cabras con la vacuna BCG, tanto en estudios en condiciones de nivel de bioseguridad como en estudios de campo. Estos estudios se están llevando a cabo en un proyecto financiado por Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria.


Este mes de octubre, el investigador ha visitado cuatro explotaciones de vacuno de leche representativas de los estudios del proyecto, así como los laboratorios del SAG, además de analizar y discutir el impacto de los resultados obtenidos y proyecciones futuras. Aparte de transferir el conocimiento y la experiencia científico, el objetivo también es encontrar futuras colaboraciones. 


En este sentido, el estudio de la vacuna en Chile tendrá una continuidad de 3 años. El objetivo será evaluar el efecto de la vacuna a nivel de rebaño a largo plazo con una posible colaboración continuada con el IRTA-CReSA.

Archivo