Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Colaboración para erradicar el envenenamiento de la fauna silvestre

​Califican de “fundamental" la colaboración entre la Universidad de Las Palmas y Transición Ecológica "para erradicar una práctica que no solo afecta a la fauna, sino que también perjudica a la flora de nuestro medio natural”
|

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha renovado un convenio con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) con el que se trata de erradicar el uso ilegal del veneno en el medio no urbano de Canarias, enmarcado en la estrategia canaria contra el veneno.


El acuerdo ha sido suscrito recientemente por el consejero responsable del Área, José Antonio Valbuena, y el rector de la ULPGC, Rafael Robaina, y tendrá una validez inicial de un año, aunque será susceptible de prorrogación.


Tras la rúbrica, Valbuena calificó de “fundamental la colaboración entre las dos instituciones para erradicar una práctica que no solo afecta a la fauna, sino que también perjudica a la flora de nuestro medio natural”.  En este contexto, el consejero destacó que en el último año se ha producido un repunte del número de animales envenenados que han sido encontrados en el Archipiélago, lo que hace más necesario este tipo de colaboración.


Así, durante el año 2018 el número de incidentes registrados fue de 143, de los que se extrajeron más de 250 muestras para analizar, frente a las 105 incidencias registradas en 2017.


A través de este acuerdo, ambas entidades colaborarán en la realización de análisis toxicológicos y elaboración de informes para identificar los patrones de sustancias utilizadas para atentar contra la biodiversidad.


Las pruebas de toxicología se llevarán a cabo en las instalaciones del laboratorio del Servicio de Toxicología la Universidad (SERTOX), de acuerdo con los parámetros marcados por la Consejería de Transición Ecológica que cofinanciará una parte de su coste.

Archivo