Joan Mesià, candidato a presidir el Colegio Veterinario de Barcelona.

Joan Mesià, candidato a presidir el Colegio Veterinario de Barcelona

​La candidatura de Joan Mesià tiene como lema y objetivo la renovación, la participación y la transparencia, además de resaltar que no quieren dejar de lado a ningún colectivo veterinario
|

El próximo 23 de noviembre se celebrarán las elecciones del Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB). En dichas elecciones se enfrentan las candidaturas del actual presidente, Ricard Parés, y de Joan Mesià, ex vicepresidente del COVB desde 2000 a 2008 y actual director comercial de Adiveter.


La candidatura de Mesià busca principalmente un COVB renovado y transparente con sus cuentas. Así lo manifiestan aludiendo a la crisis desatada en el COVB por el presunto desfalco realizado, entre 2014 y 2016, por el ex presidente, Josep Antoni Gómez Muro, y su tesorero, Jordi Vilà, “entendemos que esta no debería ser gestionada por personas que compartieron Junta con los implicados”.


Gómez Muro y Vila abonaron más de medio millón de euros a diferentes empresas por supuestas obras para mejorar las instalaciones del Colegio. Ambos actuaron, presuntamente, a espaldas de la junta directiva, que cuando conoció la situación por los técnicos de Hacienda les destituyó y anunció la puesta en marcha de una investigación.


“Existe al menos una responsabilidad política que deberían asumir, lo que, obviamente, los llevaría a no presentarse a la reelección. Respetamos opiniones contrarias, pero no las compartimos. Estos hechos nos han impulsado a presentar una candidatura por el cambio en la renovación, la participación y la transparencia son nuestro objetivo y lema”, señalan.


Asimismo, aseguran que se comprometen “a transparentar las finanzas del COVB, a hacer públicas las remuneraciones (que por ley se puedan divulgar) percibidas por todo el personal, optimizar la estructura, reducir las cuotas colegiales e investigar cualquier gasto de los últimos años. El COVB es de todos nosotros”.


SIN DEJAR DE LADO A NINGÚN COLECTIVO VETERINARIO


Mesià y su equipo quieren que todos los colectivos veterinarios se sientan representados sin dejar de lado ninguna de las ramas de la profesión.


De esta forma, buscan que los veterinarios jubilados se integren de una forma más activa que la actual, y para ello apuestan por desarrollar actividades sociales.


En referencia a los veterinarios de la empresa privada, “defenderemos sus intereses legales, fiscales y laborales. Potenciaremos a través de la bolsa de trabajo las ofertas que puedan salir de este sector y fomentaremos la formación de gestión para que los veterinarios puedan acceder a cargos de dirección de las empresas”.


También defenderán las reivindiaciones de los veterinaries de la Administración Pública “resolviendo y ayudando en aquellos conflictos que salgan, aportando asesoramiento legal, y luchando por la convocatoria de concurso-oposición que suponga un incremento de la plantilla en este sector”.


Por otra parte, lucharán contra el intrusismo profesional en el sector de los veterinarios de équidos y animales de renta, y apostarán por la formación técnica.


Entre otros temas que recoge su programa se encuentra la colaboración con la Facultad de Veterinaria; estudiar el “excesivo coste” que tiene la colegiación; fomentar la tenencia de animales de compañía; y luchar por conseguir un convenio colectivo que regule el sector de veterinarios de animales de compañía, así como la reducción del IVA del 21% al 10%.


“Somos un equipo con ideas renovadoras, con el objetivo de potenciar nuestra profesión, sin miedo a asumir retos nuevos que lleven mejoras a nuestro colectivo”, concluyen.


¿QUIÉNES COMPLETAN LA CANDIDATURA?


Joan Mesià estaría acompañado por Ignasi Durall como secretario, ex presidente de Avepa, y como tesorero Marc Piera, ex miembro de la junta de Anembe.


Además de los vocales Artur Font, Javier Pérez, Jordi Miró, Araceli Calvo, Nuria López, Héctor Cornudella y Sonia Añor. Como posibles sustitutos presentan a Miquel Palet, María Elena García y Carles Muñoz.

Archivo