​La Tarjeta de Movimiento Equina (TME) es de uso voluntario, pero no está muy extendida su utilización.

Los veterinarios valencianos animan a usar la Tarjeta de Movimiento Equina

​La Tarjeta de Movimiento Equina simplifica los trámites y acompaña a los équidos en sustitución del certificado sanitario dentro del territorio nacional, siempre que retornen a la explotación de origen antes de 30 días naturales y sin posible cambio de titular
|

La Tarjeta de Movimiento Equina (TME) está regulada por el RD 177/2014 y es de uso voluntario, pero no está muy extendida su utilización. "Es práctico, simplifica los trámites, tiene tamaño carnet y sustituye al certificado o guía sanitaria necesaria para trasladar a alguno de estos animales dentro del territorio nacional. Con dos condiciones añadidas: que el desplazamiento sea relativamente corto y que el équido vuelva a la explotación de origen en un plazo no superior a 30 días naturales y que no se produzca un cambio en su titularidad", señalan desde el Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios (CVCV). 


Conscientes de la utilidad de este documento, el CVCV y la Consejería de Agricultura han editado miles de folletos aclaratorios para tratar así de promocionar su uso.


Concretamente, se han editado 4.000 ejemplares, de los cuales 3.600 se destinarán a las diferentes OCAs (Oficinas Comarcales Agrarias) de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica repartidas por el territorio de la Comunitat Valenciana y 400 estarán disponibles en los tres colegios de veterinarios valencianos.


El uso de esta tarjeta es voluntario y se emite a solicitud del titular del animal. Puede solicitarse para todos los équidos que se encuentren registrados en la base de datos SITRAN (Sistema Integral de Trazabilidad Animal) y cuyos datos de titularidad están completos y correctos.


Para solicitarla, el titular deberá ponerse en contacto con un veterinario que esté registrado como colaborador de équidos.


¿PARA QUÉ TIPO DE VIAJES?


La TME, que reduce considerablemente los trámites y cargas administrativas, acompaña a los équidos en sustitución del certificado sanitario o guía sanitaria dentro del territorio nacional, siempre que retornen a la explotación de origen antes de 30 días naturales y sin posible cambio de titular.

Archivo