De esas alertas, 11 de ellas se detectaron en productos destinados a la alimentación de mascotas, ninguna en España.

Europa detecta 22 alertas en productos de alimentación animal

​El informe RASFF del 2º cuatrimestre recoge 106 notificaciones referidas a productos destinados a la alimentación animal, de las cuales 22 han sido alertas y 11 en productos destinados a la alimentación de mascotas
|

En el informe RASFF (Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos) de la Unión Europea perteneciente al segundo cuatrimestre de 2019, ha habido 106 notificaciones referidas a productos destinados a la alimentación animal, de las cuales 22 han sido alertas, 57 notificaciones de información y 27 rechazos en frontera.


De esas alertas, 11 de ellas se detectaron en productos destinados a la alimentación de mascotas. La mayoría de ellos por la detección de salmonella, ninguna en España.


Con relación al tipo de control realizado, 34 de las notificaciones han sido remitidas por los Puestos de Inspección Fronterizos (PIF), 44 por Controles Oficiales realizados en diferentes áreas de la cadena de producción de piensos, 24 detectadas durante los Autocontroles de la propia industria y 4 originadas por queja de los clientes.


Por productos, las materias primas representan el 50% de las notificaciones recibidas, los piensos y los productos para animales de compañía el 33%, los piensos compuestos y complementarios para animales de abasto el 8% y los aditivos y premezclas el 9%.


Dentro de los productos implicados en las notificaciones destacan las materias primas por este orden: los cacahuetes (14), la harina de pescado (12), los piensos para mascotas (12), masticables para perros (9), productos de la colza (9) y productos de la soja (7).


ORIGEN DE LAS NOTIFICACIONES


En este periodo, las notificaciones en las que el país de origen del producto afectado ha sido un país tercero han sido 48 de las 106 notificaciones (45%). Los países terceros implicados en más notificaciones han sido los siguientes: EE. UU (8), China (7) y Argentina (4).


Las notificaciones referidas a EE. UU están originadas principalmente por la presencia de microbiología en harinas de pescado y aflatoxinas en cacahuetes. En el caso de China se deben, principalmente, por la presencia de microbiología en materia prima y piensos completos destinados a la alimentación de mascotas. Y en el caso de Argentina, las notificaciones son debidas a la presencia de micotoxinas en cacahuete destinado a piensos para pájaros.


El país que ha realizado mayor número de notificaciones ha sido Alemania en 20 ocasiones, seguido de Bélgica (15).


El RASFF incluye una red en la cual participan la Comisión, que es responsable de la gestión del sistema, la Autoridad Europea de Seguridad Alimenticia (EFSA) y los estados miembros; también pueden participar terceros países u organizaciones internacionales.


La UE tiene uno de los estándares de seguridad alimentaria más altos del mundo, en gran parte gracias al sólido conjunto de legislación vigente de la UE, que garantiza que los alimentos sean seguros para los consumidores. Una herramienta clave para garantizar el flujo de información para permitir una reacción rápida cuando se detectan riesgos para la salud pública en la cadena alimentaria es el RASFF, el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos

Archivo