Logran avances en el estudio del virus de la rabia

​Investigadores de la Universidad de Veterinaria de Viena han descifrado la estructura de la ribonucleoproteína del virus de la rabia
|

Un equipo de investigación del Instituto de Virología de la Universidad de Veterinaria de Viena ha logrado un gran avance en el estudio del virus de la rabia. Por primera vez, los investigadores pudieron describir exactamente la estructura de la ribonucleoproteína (RNP) de este virus que es altamente peligroso para mamíferos terrestres.


El virus de la rabia (RABV) (género Lyssavirus, familia Rhabdoviridiae, orden Mononegavirales) es el principal agente causante de la rabia en los mamíferos terrestres. Los seres humanos también se ven enormemente afectados por este peligro mortal. La OMS estima que la cifra anual de muertes humanas es de más de 55.000. La partícula RABV consiste en una membrana derivada de células, en la que se anclan múltiples copias de la glucoproteína de superficie, y una ribonucleoproteína helicoidal (RNP) que forma una punta cónica en un extremo.


Aunque los componentes individuales del RNP ya se conocían, la estructura exacta de un complejo RABV-RNP intacto aún no se había identificado. Utilizando la tomografía de crioelectrones, un procedimiento de imagen que permite la representación tridimensional de las estructuras biológicas más pequeñas y un posterior análisis asistido por computadora mediante el promedio del subtomograma, un equipo de investigación de la Universidad de Veterinaria de Viena en torno a Christiane Riedel, el primer autor del estudio, y Till Rümenapf, el último autor del estudio, han logrado llevarlo a cabo.  


ESTRUCTURAS SIMILARES, APARIENCIAS DIFERENTES


“La estructura del virus consiste en una hélice derecha, con el extremo 3'-terminal del genoma ubicado en el cono RNP, como se observa en el virus de la estomatitis vesicular (VSV). La estomatitis vesicular es una enfermedad viral con un curso leve que afecta principalmente a los animales con pezuñas y puede causar síntomas similares a los de la gripe en humanos”, indica la Universidad.


"En RABV, las interacciones entre las proteínas M y N son responsables de la conexión de giros helicoidales vecinos, mientras que las interacciones M-M se han descrito para VSV. Esto da como resultado una mayor distancia entre las vueltas de la hélice en comparación con VSV y, por lo tanto, en un ángulo más superficial entre las vueltas RNP individuales y el eje central del virus. Esto muestra una sorprendente variabilidad estructural de la RNP al comparar VSV y RABV, aunque los componentes individuales de RABV y VSV son muy similares, existen diferencias significativas en las arquitecturas de los RNP de los dos virus”, explica Christiane Riedel.

Archivo