Ganado bovino.

Origen de las cepas de E. coli que causan intoxicación alimentaria

La bacteria E. coli es una de las causas más conocidas de intoxicación alimentaria
|

Un estudio a gran escala de las diferencias y similitudes genéticas entre las bacterias E. coli de bovinos y humanos apunta que las características que causan intoxicación alimentaria en humanos pueden estar evolucionando para prosperar mejor en la flora intestinal del ganado.


Según explican en el estudio, "la bacteria E. coli es una de las causas más conocidas de intoxicación alimentaria y existe una amplia variedad de cepas de E. coli, muchas de las cuales son residentes inofensivos y permanentes de nuestros intestinos. Sin embargo, la ingestión de cepas nocivas de E. coli en alimentos contaminados puede provocar enfermedades graves, vómitos y diarrea”.


¿Qué hace que algunas cepas sean peligrosas en comparación con otras? El estudio llevado a cabo por la Universidad de Kyushu, en colaboración con un equipo internacional de Francia, Japón, Bélgica y Estados Unidos, tiene el objetivo de ayudar a responder esta pregunta investigando la genética de la bacteria E. coli recolectada de bovinos y humanos en 21 países.


"Para desarrollar las medidas preventivas más efectivas, necesitamos una comprensión profunda de la fuente y las condiciones de vida de la bacteria", indica Yoshitoshi Ogura, profesor asociado del Departamento de Bacteriología de la Universidad de Kyushu, quien dirigió la investigación.


"Aunque durante mucho tiempo se pensó que el ganado era una fuente principal de E. coli, no está claro por qué las formas peligrosas seguirían apareciendo en el ganado", comenta Ogura.


"Hasta la fecha, solo ha habido un número limitado de informes de las secuencias del genoma de E. coli del ganado, por lo que necesitamos llenar ese vacío", indica Yoko Arimizu, primer autor del artículo en Genome Research que anuncia los nuevos resultados.


Los investigadores separaron las diferentes cepas de E. coli en dos grupos, uno compuesto de bacterias recolectadas de humanos y el otro de los del ganado. Los investigadores descubrieron que la mayoría de las cepas que causan problemas intestinales pertenecían al grupo asociado con el ganado.


"Estas cepas peligrosas para los humanos probablemente seguirán apareciendo a medida que la E. coli continúe adaptándose a la vida en el intestino del ganado. Mientras haya presión para mantener o fortalecer estas características productoras de enfermedades para adaptarse mejor a vivir en el intestino de un ganado, es probable que sigan apareciendo nuevas variantes de E. coli que causan intoxicación alimentaria", afirma Ogura.


Los investigadores especulan que estas características pueden ayudar a E. coli a protegerse de los organismos que se alimentan de bacterias presentes en el intestino del ganado, pero se necesita más trabajo para identificar la razón exacta.

Archivo