Los veterinarios advierten del riesgo de dar restos de carne a mascotas

Los veterinarios indican que los perros y los gatos que sufran listeriosis pueden transmitir la infección a las personas vulnerables
|

La Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) ha querido hacer un llamamiento general a la población dadas las dudas expresadas por los clientes en los centros sanitarios veterinarios, para que, “bajo ningún concepto, se ofrezcan a los animales restos de carne y productos potencialmente contaminados”, advierten.


Desde CEVE señalan que la bacteria Listeria monocytogenes produce infección tanto a los humanos como a los animales de distintas especies que, además de sufrir la infección, pueden actuar como reservorio de la infección favoreciendo la distribución de la bacteria en el territorio donde están asentados e, incluso, a las fuentes de agua. “Los animales pueden infectarse por ingesta de carne contaminada, pero también por contacto directo con la bacteria presente en el entorno”, insisten.


“Debido a la extrema cercanía con la población, los perros y los gatos tienen una especial importancia ya que si sufren una infección y síntomas clínicos digestivos (diarrea) producirán a través de las deposiciones una contaminación del hogar en el que residen, favoreciéndose la transmisión de la infección a las personas vulnerables. Por esta razón se debe evitar el contacto directo o ingesta de cualquier material contaminado”, señalan los veterinarios.


Así, ante el alarmante incremento de casos sospechosos de listeriosis, CEVE quiere resaltar la función de los centros sanitarios veterinarios como parte de una estrategia integral del tratamiento de este brote y expresar su preocupación por el destino de los restos de carne contaminada.


Por ello, “hacemos un llamamiento general para que los ciudadanos que estén en posesión de residuos potencialmente contaminados los desechen de manera segura o los entreguen a las autoridades sanitarias para que se pueda proceder a su destrucción higiénica y para que los que tengan animales que hayan estado en contacto con residuos potencialmente contaminados, o que tengan síntomas de enfermedad, se pongan en contacto de inmediato con su centro sanitario veterinario, donde recibirán el consejo y la atención especializada que requieran”, concluyen.

Archivo