Nuevo caso de alimento crudo para mascotas contaminado con salmonella

​Tener contacto con alimentos para mascotas contaminados con bacterias patógenas representa una grave amenaza para la salud humana y animal
|

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) ha advertido, nuevamente, sobre otro alimento crudo para mascotas contaminado con salmonella y listeria monocytogenes.


La FDA advierte a los dueños de mascotas que no proporcionen a sus mascotas los alimentos crudos de Texas Tripe después de que las muestras de algunos de los lotes dieran positivo en salmonella y listeria monocytogenes. Texas Tripe ha retirado del mercado 35 lotes de cada una de las 23 variedades de sus productos.


Al igual que con los retiros previos de alimentos para mascotas contaminados con patógenos, la FDA indica que tener contacto con alimentos para mascotas contaminados con bacterias patógenas representa una grave amenaza para la salud humana y animal.


Las autoridades han realizado un seguimiento de estos hallazgos con una inspección de las instalaciones y recolectaron y analizaron muestras, y sus pruebas confirmaron que algunas de las muestras de alimento para mascotas Texas Tripe contenían salmonella y listeria monocytogenes.


¿QUÉ HACER ANTE UN ALIMENTO PARA MASCOTAS CONTAMINADO?


La FDA ofrece una serie de consejos para los consumidores que haya tenido estos productos.


Así, aconseja limpiar los frigoríficos y congelados donde se almacenó el producto y limpiar y desinfectar todos los tazones, utensilios, superficies de preparación de alimentos, ropa de cama para mascotas, juguetes, suelos y cualquier otra superficie que puedan estar en contacto con los alimentos o las mascotas.


Además, piden precaución con las heces de las mascotas en patios o parques donde las personas u otros animales puedan quedar expuestos. Los consumidores deben lavarse bien las manos después de manipular el producto retirado o limpiar elementos y superficies potencialmente contaminadas.


POR QUÉ DEBEMOS PREOCUPARNOS POR LAS BACTERIAS PATÓGENAS


Al igual que con cualquier producto contaminado con patógenos como salmonella y listeria monocytogenes, debe saber que puede enfermarse después de entrar en contacto con ellos.


La FDA explica que “la salmonella es una bacteria que puede causar enfermedades y la muerte en humanos y animales, especialmente en aquellos que son muy jóvenes, muy viejos o tienen un sistema inmunológico débil”. Según señalan, las personas infectadas con salmonella pueden desarrollar diarrea, fiebre y calambres abdominales. En algunos casos, la diarrea puede ser tan grave que deben ser hospitalizados. En algunos pacientes, la infección por salmonella puede extenderse desde los intestinos al torrente sanguíneo y luego a otros sitios del cuerpo.


¿CÓMO SABE SI SU MASCOTA ESTÁ ENFERMA CON SALMONELOSIS?


Las mascotas no siempre muestran síntomas cuando se infectan con salmonella, pero los signos pueden incluir vómitos, diarrea (que puede ser sanguinolenta), fiebre, pérdida de apetito y disminución del nivel de actividad. Si su mascota tiene estos síntomas, consulte a un veterinario inmediatamente. También debe tener en cuenta que las mascotas infectadas pueden eliminar las bacterias en sus heces y saliva sin mostrar signos de estar enfermos, contaminando aún más el entorno del hogar”, apuntan.


Por su parte, la listeria monocytogenes es una bacteria que puede causar enfermedades y la muerte en animales y humanos, especialmente en mujeres embarazadas, niños, ancianos o personas con un sistema inmunológico débil.


Las infecciones por listeria monocytogenes son poco comunes en las mascotas, pero son posibles. Los síntomas pueden incluir diarrea leve a severa; anorexia; fiebre; signos nerviosos, musculares y respiratorios; aborto; depresión; choque; y muerte. Las mascotas no necesitan mostrar síntomas para poder transmitirla a los humanos. Una vez que se establece en el tracto gastrointestinal de la mascota, el animal puede eliminar las bacterias, contaminando aún más el ambiente del hogar.


Por último, la FDA insiste en que los alimentos para mascotas y las golosinas contaminadas con éstos patógenos son de particular importancia para la salud pública porque pueden afectar la salud humana y animal. Las mascotas pueden enfermarse por estos patógenos y también pueden ser portadores de la bacteria y transmitirla a sus compañeros humanos sin parecer enfermos. Las personas pueden enfermarse al manipular alimentos y golosinas para mascotas contaminados o al tocar superficies que han tenido contacto con los alimentos y golosinas para mascotas contaminados. 

   Advierten que las dietas BARF contienen altos niveles de bacterias
   Detectan salmonella en alimentos crudos para mascotas
   El sistema de alerta europeo detecta salmonella en masticables para perros

Archivo