Una sustancia de los muebles puede causar hipertiroidismo en los gatos

​Los investigadores de la Universidad Estatal de Oregón utilizaron etiquetas de silicona para estudiar a qué productos químicos están expuestos los gatos
|

La exposición a una sustancia química contenida en los retardantes de fuego que se encuentran habitualmente en los muebles puede ser la causante de una epidemia de gatos con hipertiroidismo, según un estudio de la Oregon State University (OSU).


El número de gatos diagnosticados con hipertiroidismo en los EE. UU en 1980 era de 1 de cada 200 gatos. Hoy, se estima que 1 de cada 10 gatos están afectados.


Para el estudio, se colocó una etiqueta de silicona para mascotas desarrollada por Kim Anderson, químico ambiental del Colegio de Ciencias Agrícolas del Estado de Oregón, en los collares de 78 gatos hipertiroideos y no hipertiroideos. Los gatos usaron las etiquetas durante una semana y los propietarios completaron un cuestionario. Una vez recolectadas, las etiquetas pasaron por un proceso para extraer los químicos sumergiéndolos en un solvente.


Los muestreadores pasivos felinos, similares a una etiqueta de rabia, se producen a partir del mismo material utilizado en las muñequeras de silicona inventadas en el laboratorio de Anderson para medir la exposición a químicos ambientales en humanos.


"Las etiquetas son porosas y químicamente muy similares a las células humanas", indica Anderson. "Las moléculas de contaminantes se incrustan en la silicona de la misma manera que entrarían en las células de su cuerpo. La silicona es un buen imitador de los tipos de productos químicos que pueden absorber, lo que llamamos muestreo pasivo".


La investigación, dirigida por Carolyn Poutasse, una estudiante de doctorado en el laboratorio de Anderson, encontró más de 20 retardantes de fuego en al menos una etiqueta. Pero solo los niveles de fosfato de tris (1,3-dicloro-2-isopropilo), o TDCIPP, un retardante de fuego que alguna vez se usó en la ropa de dormir de los niños y se descontinuó para ese uso a fines de la década de 1970, diferían entre las etiquetas usadas por los gatos hipertiroideos y no hipertiroideos. TDCIPP todavía se aplica comúnmente a la espuma en muebles tapizados, algunos plásticos y algunos ambientadores de gel.


La investigación encontró que incluso en gatos sanos, los niveles más altos de TDCIPP se correlacionaron con los niveles de hormona tiroidea.


"La forma en que un gato es diagnosticado con hipertiroidismo felino es por concentraciones extremadamente elevadas de hormonas tiroideas", afirma el experto. "Ver la correlación sugiere una conexión entre la función tiroidea y la exposición a TDCIPP".


Dos gatos en el mismo hogar pueden tener diferentes niveles de TDCIPP, señala Poutasse, porque un gato puede pasar más tiempo en los muebles y el otro en los alféizares de las ventanas u otras áreas sin retardante de fuego. Cubrir los muebles para proporcionar una barrera y reducir el uso de ambientadores puede ayudar a reducir la exposición TDCIPP de un gato.


El estudio fue publicado recientemente en Environmental Science & Technology. Los socios de OSU incluyeron al Dr. Mark E. Peterson de la Clínica Endocrina Animal en la ciudad de Nueva York, el primer veterinario en documentar el hipertiroidismo felino.


PUEDE SERVIR PARA EL HIPERTIROIDISMO EN HUMANOS


Los hallazgos han llevado a los investigadores a pensar en el hipertiroidismo en humanos. Incluso a nivel celular, el tumor benigno asociado con el hipertiroidismo felino es idéntico en gatos y humanos. Extrapolándolo, los gatos hipertiroideos podrían ser centinelas para los humanos, advirtiendo de un posible vínculo entre los retardantes de fuego y el hipertiroidismo humano.


"Por supuesto, eso plantea la pregunta, si seguimos a estos gatos durante cinco años, ¿esos gatos en el extremo superior de los niveles normales de hormona tiroidea continuarán progresando para tener niveles cada vez más altos suponiendo que su exposición a TDCIPP continúe siendo elevada?", se pregunta Anderson. "Esa sería la pregunta natural si los gatos terminan con hipertiroidismo", añade.


El uso de la sustancia química en los Estados Unidos continúa aumentando, apunta Poutasse. En 1997, la demanda de TDCIPP fue de 450 toneladas y en 2006 fue de 22.700 toneladas. Los científicos están comenzando a observar no solo los organofosforados en los retardantes de fuego, sino también los derivados. Anderson y Poutasse planean continuar la evaluación de más de 1.500 productos químicos no medidos en el estudio actual.

Archivo