Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La FAO indica que la epidemia de PPA puede ser más grave de lo que informan

​La propagación de la peste porcina africana por el este y sudeste de Asia está afectando particularmente a los pequeños ganaderos que generalmente carecen de la experiencia y recursos para proteger a su cabaña porcina
|

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha advertido de la grave amenaza para el sustento y la seguridad alimentaria de millones de personas por la propagación de la peste porcina africana en el este y sudeste de Asia.


Desde que en agosto de 2018 se detectara en China la aparición de los primeros focos, la epidemia se ha propagado por todo el gigante asiático y ha saltado a países como Mongolia, Camboya, Laos y Vietnam, nación esta última donde se han sacrificado casi 3 millones de cerdos para tratar de contener la enfermedad.


El virus, que es inofensivo para el ser humano, produce una enfermedad altamente infecciosa entre el ganado porcino y para la que no existe vacuna, por lo que el sacrificio de los animales afectados es la única forma de atajarla.


La FAO advierte, en un comunicado, de la posibilidad de que la epidemia sea más grave de los que indican las informaciones oficiales, debido a la rapidez de su propagación y a que las granjas de pequeño tamaño, que contribuyen de manera notable al comercio los mercados nacionales, carecen de las medidas de bioseguridad apropiadas.


Según los expertos, que auguran una mayor propagación del virus, la epidemia provocará un descenso de animales en la ganadería porcina, lo que “inevitablemente” tendrá un impacto de los precios en el mercado.


El brote está afectando particularmente a los pequeños ganaderos que generalmente carecen de la experiencia y recursos para proteger a su cabaña porcina de la enfermedad.


En China, al menos 130 millones de hogares se dedican a la cría de cerdos y aproximadamente el 30% de la producción nacional está sostenida por pequeños productores. En Vietnam, la cría de cerdos es la principal actividad de subsistencia de 2,5 millones de hogares. Asimismo, en otros países de la subregión, incluido Laos, Camboya y Myanmar, la producción de cerdos a pequeña escala contribuye significativamente a los ingresos de grandes segmentos de la población.


Los informes publicados por estos países ya han indicado que las pérdidas de animales causadas por la PPA han provocado reducciones en los ingresos de los ganaderos en los países afectados. El daño se ve incrementado por las restricciones impuestas por los gobiernos para contener la propagación de la enfermedad, que incluyen limitaciones en el transporte y la venta de cerdos vivos y productos de cerdo procedentes de regiones donde se ha detectado la presencia de peste porcina africana.

   Vietnam se suma a la búsqueda de una vacuna contra la peste porcina africana
   La peste porcina africana llega a Hong Kong
   La peste porcina africana puede causar escasez mundial de heparina

Archivo