Piden extremar precauciones con un medicamento veterinario para caballos

​Este fármaco veterinario puede ser muy perjudicial en mujeres embarazadas y en hombres puede causar disminución de la libido
|

La Agencia Nacional de Medicamentos Veterinarios de Francia ha emitido un comunicado advirtiendo a los profesionales que vigilen la administración del medicamento veterinario Regumate Equino que contiene altrenogest, que simula la acción de la progesterona endógena e induce un estado hormonal similar a la preñez a las yeguas.


De hecho, debido a su acción hormonal, este producto puede causar efectos adversos, especialmente en las mujeres cuando lo administran a los caballos. Por lo tanto, recomiendan en particular a las mujeres embarazadas o que probablemente lo estén, no administrar el producto por sí mismas. Además, la Agencia recuerda a los usuarios de este medicamento la importancia de respetar las precauciones de uso.


Altrenogest es un progestágeno sintético, utilizado como un medicamento veterinario para facilitar la reproducción en los sectores equino y porcino. En equinos, esta hormona sintética se encuentra en el medicamento Regumate Equino, un producto ampliamente utilizado por los criadores de caballos profesionales, para prevenir o sincronizar el calor de las yeguas, y por los propietarios de caballos para reducir las manifestaciones de estro durante la competición. En Francia, se administran anualmente a las yeguas cerca de 30.000 tratamientos basados en este medicamento.


EFECTOS ADVERSOS ESPECIALMENTE EN EL CICLO MENSTRUAL DE LAS MUJERES


Al igual que todas las progestinas sintéticas, el altrenogest puede causar efectos secundarios en la persona que administra regularmente el tratamiento. Por lo tanto, el contacto repetido con el producto puede causar trastornos del tracto genital femenino, como la interrupción del ciclo menstrual, las contracciones uterinas o abdominales, o la prolongación del embarazo, y posiblemente en los hombres, disminución de la libido.


También pueden aparecer otros signos en todas las personas que administran el producto: dolor de cabeza, fiebre, dolor abdominal, náuseas, diarrea, vómitos y urticaria.


Un informe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos menciona 130 casos de reacciones adversas relacionadas con el altrenogest, incluidos 121 en el sector equino, entre octubre de 1987 y mayo de 2018.


Si bien, indican que en Francia se reportan muy pocos casos, solo 8 casos desde 2002, incluyendo 3 casos en el sector equino y la Agencia destaca que se debe probablemente a un fenómeno de falta de informes. “Las personas no establecen de manera espontánea la conexión entre los síntomas y la exposición a este medicamento”, aseguran e insisten en extremar las precauciones para prevenir estos riesgos.


EVITAR CUALQUIER CONTACTO DIRECTO CON LA PIEL


Por otra parte, la Agencia solicita a que ciertos grupos de personas eviten el contacto con el producto ni lo administren.


Así, hace referencia a las ya mencionadas mujeres embarazadas o que puedan estar embarazadas; personas con tumores dependientes de progesterona conocidos o sospechosos; y personas con trastornos tromboembólicos.


Además, recuerdan la importancia de usar guantes y ropa protectora mientras manipulan el producto y lavarse las manos después del tratamiento.


En caso de contacto accidental aconsejan lavarse inmediatamente con agua y jabón, y, en caso de contacto accidental con los ojos, enjuagar bien con agua durante unos 15 minutos.

Archivo