Wijnand de Bruijn, presidente de AnimalhealthEurope.

La industria veterinaria europea insta al ganadero que comparta su día a día

De esta forma buscan que hagan saber al público sus historias para fomentar una mayor comprensión y mostrar que las preocupaciones de los consumidores no se están ignorando
|

Asegurar la producción sostenible de alimentos es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo, y las conversaciones actuales indican una brecha en la confianza de los sistemas alimentarios y la existencia de una confusión sobre que es una dieta saludable. Una población altamente urbanizada y una gran variedad de opiniones en las redes sociales están ayudando a impulsar una desconexión entre la elección de alimentos y el conocimiento de las prácticas de producción y los valores nutritivos, lo que algunos advierten que puede tener un efecto perjudicial en la salud.


Durante un evento organizado por AnimalhealthEurope, la patronal europea de la industria de la sanidad animal, que reunió a representantes ganaderos, grupos de interés de consumidores, bienestar animal y medio ambiente, y responsables políticos, se discutieron estos temas. Los debates invitaron a un animado intercambio de opiniones sobre alimentación, nutrición y agricultura, así como la percepción de una división pública, las demandas de los consumidores y cómo identificar los hechos cuando se trata de la producción ganadera en Europa.


Uno de los participantes fue el profesor Frédéric Leroy de la Universidad Libre de Bruselas (VUB), que es un ferviente comentarista en redes sociales sobre el papel del ganado en las dietas saludables, abordó las conversaciones actuales sobre las dietas: "Si bien la incidencia de enfermedades cardiometabólicas está en aumento, los intentos de orientación dietética hacia dietas más saludables se están volviendo más controvertidos y autocráticos, contribuyendo así a una mayor polarización", expuso.


En referencia al futuro del ganado y su contribución al desarrollo sostenible, Henning Steinfeld, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, apuntó que “se pueden hacer mejoras, en particular a través de políticas y prácticas integradas que apuntan a múltiples objetivos. Las soluciones para la salud y el bienestar de los animales y para reducir la huella ambiental del ganado, deben basarse en un amplio consenso entre las partes interesadas, incluidos los consumidores".


Al concluir los debates, el presidente de AnimalhealthEurope, Wijnand de Bruijn, promovió un enfoque mejorado de la gestión de la salud animal para el futuro de la producción ganadera en Europa, y planteó un desafío para las partes interesadas de la cadena alimentaria preocupadas por las tendencias actuales que influyen en las políticas: "Menos del 1% de las conversaciones sobre alimentos y la agricultura en Internet están dirigidas por partes interesadas en la agricultura las cuales pueden alimentar ideas erróneas e impulsar expectativas poco realistas de los productores de alimentos. Alentaríamos al sector ganadero a estar abierto a los intercambios y compartir sus historias para fomentar una mayor comprensión y mostrar que las preocupaciones de los consumidores no se están ignorando".

Archivo