Bernhard Url, director ejecutivo de la EFSA.

EFSA apuesta por una alternativa para luchar contra la resistencia antimicrobiana

​La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ve el uso de la secuenciación del genoma completo como una posible mejora a la hora de controlar la resistencia antimicrobiana en alimentos y animales
|

El uso de la secuenciación del genoma completo puede mejorar la forma en que se controla la resistencia a los antimicrobianos (RAM) en alimentos y animales, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) en su último informe publicado. Antes de la legislación revisada sobre el monitoreo de la RAM que entrará en vigor en 2021, la EFSA sugiere que estos métodos podrían introducirse gradualmente en las actividades de monitoreo de los Estados miembros.


Utilizando la secuenciación del genoma completo, los expertos pueden identificar genes resistentes a las bacterias en lugar de los métodos fenotípicos actuales que analizan la resistencia de las bacterias a antibióticos específicos. Esto no solo tiene el potencial de predecir la RAM con mayor eficiencia, sino que también genera una gran cantidad de datos que se pueden utilizar para otros estudios y análisis epidemiológicos.


El informe de la EFSA también destaca la necesidad de monitorear la RAM en los mariscos, sobre lo que se sabe poco. Esto está relacionado con la reciente expansión de la producción acuícola y el aumento de productos importados a la UE.


Los expertos destacan la importancia de comprender cómo emerge y se difunde la RAM en el ambiente donde se producen o procesan los alimentos, un área que requiere más investigación y sobre la cual la EFSA pronto comenzará a trabajar.


Finalmente, el informe ofrece recomendaciones sobre el tamaño de las muestras y sugiere un monitoreo de la resistencia a los antibióticos que se han vuelto relevantes para la salud pública y que actualmente no se monitorean. Esto permitirá una mejor detección de posibles nuevos mecanismos de resistencia. El monitoreo es un componente crítico de la respuesta a la RAM y es una de las prioridades del plan de acción de la Unión Europea (UE) sobre la RAM.


La EFSA asegura que revisaron la forma en que actualmente se realiza el monitoreo de la RAM en la UE teniendo en cuenta los últimos avances científicos y tecnológicos.

Archivo