Nick Major, presidente de Fefac.

La industria de piensos quiere potenciar el uso de los coproductos

​Fefac alienta a que se alcance una mayor conciencia sobre los procesos de fabricación para preservar e incluso mejorar de forma óptima la calidad nutricional de los materiales destinados a la alimentación
|

La Federación Europea de Fabricantes de Piensos (Fefac, por sus siglas en inglés) ha lanzado una publicación denominada "Coproductos, una parte esencial de la nutrición animal", cuyo objetivo es crear una mayor conciencia entre las partes interesadas de la Unión Europea y los responsables políticos sobre el uso extensivo de coproductos de la industria de piensos.


La publicación describe cómo se generan coproductos como los granos de cerveza, pulpa de remolacha azucarera y salvado de trigo durante la producción de alimentos y biocombustibles, así como su valor en los piensos compuestos.


El uso de coproductos es una ilustración del papel que juegan los fabricantes europeos de piensos compuestos en la economía circular de la cadena alimentaria, lo que genera beneficios económicos y medioambientales tanto para el proceso de producción original como para el sector ganadero.


Desde Fefac indican que “el aprovechamiento de los coproductos apoya la sostenibilidad y la rentabilidad de todo el sistema de producción de alimentos, y están asociados con la fabricación de todo tipo de alimentos, ya sean de carne, lácteos o vegetales”.


Por su parte, el presidente de Fefac, Nick Major, señala que “una fortaleza clave de la industria europea de piensos es su capacidad y conocimiento para convertir los coproductos de manera segura en alimentos nutritivos para animales. Sin embargo, debe haber mayor conciencia del hecho de que el uso de estos coproductos resultantes de la producción de alimentos, bebidas y biocombustibles desempeñan un papel clave en la prevención de desechos (alimentos) y ayuda a reducir significativamente la huella ambiental de los piensos compuestos industriales y la producción ganadera".


UN RIGUROSO PROCESO PARA QUE SE CONVIERTAN EN PIENSOS


Además, aseguran que la ciencia de la nutrición animal se utiliza para extraer valor nutricional y económico de estos coproductos, y para formularlos en piensos saludables y de alto rendimiento para animales productores de alimentos.


“El proceso consiste en analizar hábilmente los componentes nutricionales disponibles en los coproductos y luego adaptarlos a los requisitos fisiológicos y nutricionales de animales de granja específicos en etapas específicas de la vida. Esto incluye el control de sustancias de origen natural que pueden tener un efecto negativo en la salud o el rendimiento de los animales, también llamados antinutrientes, al tiempo que garantiza que el sabor, la calidad y la seguridad de los productos animales producidos y comprados por los consumidores no se vean afectados negativamente y, en la medida de lo posible, mejorados”, aclaran.


“Pocos sectores son tan rigurosos en identificar y reutilizar rigurosamente los recursos resultantes de otros procesos de manufactura”, añaden.


Por otro lado, advierten que el valor de los coproductos como piensos depende de que los productores mantengan su integridad nutricional y seguridad cuando los producen, manipulan, almacenan y transportan, es decir, tratándolos como “productos” y no como “desperdicios”. Por ello, alientan a que se alcance una mayor conciencia sobre los procesos de fabricación para preservar e incluso mejorar de forma óptima la calidad nutricional de los materiales destinados a la alimentación.


El documento sobre los coproductos se entregará en el evento del 60 aniversario de FEFAC el próximo 6 de junio de 2019 en Bruselas bajo el tema de la conferencia "Campeones de la eficiencia de los recursos de la cadena alimentaria durante 60 años".

Archivo