El calor puede provocar situaciones de riesgo en las mascotas

​Los perros no pueden regular la temperatura corporal a través del sudor, por lo que incluso una caminata de 20 minutos en la mitad del día puede resultar mortal para ellos
|

La llegada de los meses estivales lleva consigo un incremento de las temperaturas que puede derivar en situaciones de riesgo para las mascotas.


Los perros, a diferencia de los humanos, no pueden equilibrar su temperatura corporal a través del sudor, lo que provoca que les cueste más mantenerse frescos a altas temperaturas y sean más vulnerables a sufrir un sobrecalentamiento. Las razas de cara plana como los bulldogs ingleses o franceses y los pugs tienen un riesgo aún mayor, ya que sus hocicos achatados pueden dificultar la respiración.


Según la Asociación Veterinaria Británica (BVA, por sus siglas en inglés), durante el pasado verano el 64% de los veterinarios trataron a animales que estaban afectados por condiciones relacionadas con el calor.


Una de las situaciones que más sufren las mascotas son los paseos a medio día. Un veterinario en la encuesta de la BVA mencionó haber visto a una raza de tres años y doble pelaje el pasado mayo que se había sobrecalentado y había colapsado después de una caminata de 20 minutos bajo pleno sol. “El perro presentó una temperatura corporal de más de 43 ° C, casi 5 ° C por encima de lo normal. Un equipo de dos veterinarios y seis enfermeras probaron el enfriamiento activo y la terapia de fluidos para salvarlo, pero sufrió un fallo orgánico múltiple y todos los intentos de reanimación fracasaron. Esto devastó a todo el equipo que intentó salvar al perro", escribió el veterinario.


Otro veterinario vio a un bulldog francés que fue llevado a la clínica inconsciente, con una temperatura superior a 41 ° C. "Había realizado ejercicio por la tarde y no podía regular su temperatura jadeando. A pesar del tratamiento agresivo y la transferencia a un centro de referencia para cuidados intensivos, el perro nunca recuperó el conocimiento y murió durante la noche".


Los veterinarios también insisten en la importancia de vigilar las altas temperaturas en los conejos, “al igual que los perros, los conejos no pueden sudar o jadear para regular la temperatura de su cuerpo y enfriarse, por lo que es importante que no estén expuestos a la luz solar directa en ningún momento del día”, advierten.


Algunas razas de gatos y perros, especialmente aquellas con pelaje más claro o más fino, pueden beneficiarse de la crema solar adecuada cuando hace calor, especialmente en las orejas, que son propensas a las quemaduras solares. Si bien, aconsejan consultar a su veterinario para asegurarse de que está proporcionando la protección adecuada en el lugar correcto.


Del mismo modo, aconsejan que las aves en jaulas o aviarios no estén expuestas al sol directo y tengan la sombra adecuada.


La vicepresidenta junior de la Asociación Británica de Veterinaria, Daniella Dos Santos, señala que “mientras que la mayoría de nosotros soportamos un clima más cálido, nuestras mascotas pueden sufrir en altas temperaturas y condiciones de humedad. Cada año, los veterinarios informan haber visto un gran número de casos que involucran mascotas que requieren tratamiento por afecciones relacionadas con el calor”.


“Los veterinarios saben que los perros, en particular, no dejan de divertirse y hacer ejercicio porque hace calor, por lo que los dueños deben hacer todo lo posible para evitar el sobrecalentamiento. Esto incluye asegurarse de que no caminen ni se ejerciten en medio de un día caluroso o que se dejen dentro de un coche, aunque sea un momento, ya que "un poco de tiempo" puede resultar demasiado, alerta.


8 CONSEJOS PARA MANTENER SEGUROS A LAS MASCOTAS


La BVA y la Asociación Británica de Veterinarios de Pequeños Animales han elaborado 8 sencillos pasos para ayudar a mantener seguros a los perros y otras mascotas a medida que aumenta la temperatura.


- Asegúrese de que las mascotas siempre tengan suficiente agua fresca para beber.


- Proporcionar ventilación adecuada en todo momento.


- Evite hacer ejercicio con los perros en las horas de máxima calor: especialmente los perros más viejos, las razas de cara plana o los perros que usted sabe que tienen problemas cardíacos o pulmonares.


- Proporcione sombra, especialmente durante la parte más calurosa del día.


- Tenga cuidado con los signos tempranos de insolación, como jadeo intenso, inquietud y falta de coordinación.


- Póngase en contacto con un veterinario inmediatamente si el animal no responde a los esfuerzos para enfriarlo.


- Nunca deje a los perros en vehículos: "No mucho tiempo" es demasiado.


- Si sospecha de insolación o cualquier otra afección relacionada con el calor, los perros deben ser llevados a un lugar fresco y bien ventilado y se les debe dar agua para beber mientras acuden a su veterinario.

Archivo