Alerta en el mundo del caballo, nuevo brote de gripe equina en Europa

​Italia ha notificado un brote de gripe equina en el país, que se suma a los detectados en este comienzo de año en Bélgica, Francia, Gran Bretaña o Irlanda
|

Las autoridades italianas, a través de Silvio Borrello, jefe de la Oficina Veterinaria del Ministerio de Salud de la República de Italia, han informado de un brote de gripe equina en el país.


Desde 1999 no se manifestaba dicha enfermedad en el país transalpino. Concretamente, han sido un total de 3 focos detectados en las localidades de San Martino in Pensilis, Campomarino y Termoli, situados en la provincia de Campobasso, región de Molise.


Bélgica, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Nigeria o Estados Unidos son algunos de los países que han registrado brotes de gripe equina desde principios de 2019.


El Gobierno italiano señala que se ha confirmado, hasta el momento, la enfermedad en 14 équidos. Para confirmar la gripe equina, los veterinarios aplicaron la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en el Instituto Zooprofiláctico Experimental (IZSLT) de Roma, Italia.


La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) indica que los focos pueden deberse al contacto con animales infectados después de que se reunieran los caballos con motivos de una exhibición.


Por otra parte, las autoridades han explicado que se están aplicando las medidas recomendadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como la restricción de los movimientos en el interior del país, la vigilancia fuera y dentro de la zona de contención, cuarentena y desinfección, entre otras.


FICHA DE LA ENFERMEDAD


La gripe equina es una enfermedad respiratoria sumamente contagiosa, aunque rara vez mortal, que afecta a caballos, asnos, mulos y otros équidos.


La gripe equina es una enfermedad provocada por los subtipos H7N7 y H3N8 del virus de la influenza A que, al igual que los agentes causales de la gripe humana y la influenza aviar, pertenecen a la familia Ortomixoviridae, aunque sus características son diferentes, según recoge la OIE.


El virus es endémico en la mayoría de los países del mundo y las epidemias pueden tener un impacto grave en el sector equino, con las consiguientes limitaciones potenciales a los movimientos de caballos y eventos cancelados.


De conformidad con el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, la gripe equina es una enfermedad inscripta en la Lista de la Organización y, en cumplimiento de lo estipulado en el ese Código, los Países y Territorios Miembros tienen la obligación de notificarla.


En España la vacuna contra gripe o influenza equina no es obligatoria a no ser que el caballo compita, pues las federaciones autonómicas, nacional e internacional sí que exigen el registro de vacunas al día.


TRANSMISIÓN Y PROPAGACIÓN


Altamente contagiosa, la gripe equina se transmite mediante el contacto con animales infectados que expelen el virus por conducto de la tos. En realidad, los animales pueden expulsar el virus antes de manifestar síntomas clínicos. También se propaga por la transmisión mecánica de los virus que se encuentran en la ropa, material, cepillos, etc., de las personas que trabajan con caballos.


Una vez que se introduce en una zona donde vive una población susceptible, la enfermedad, cuyo periodo de incubación es de 1-3 días únicamente, se propaga con rapidez y puede provocar brotes explosivos. La concentración de animales y el transporte favorecen la transmisión de la gripe equina.


RIESGO PARA LA SALUD PÚBLICA


La enfermedad no plantea riesgos mayores para la salud pública. El virus ha infectado a seres humanos en laboratorios; asimismo, un reducido número de personas que habían estado en contacto con caballos infectados desarrolló anticuerpos, pero ninguna contrajo la enfermedad.

Archivo