Las bacterias, claves en el desarrollo de úlceras estomacales en cerdos

​Una nueva investigación señala a dos bacterias como fundamentales en el desarrollo de úlceras estomacales en los cerdos. Este descubrimiento ofrece la posibilidad de encontrar nuevos tratamientos a este problema
|

Las úlceras estomacales son comunes en los cerdos, al igual que en los humanos. Estas lesiones causan dolor, hacen que los cerdos aumenten de peso más lentamente y en ocasiones son incluso mortales. Todo ello conlleva a que se vea afectado el bienestar de los animales y repercuta en los ganaderos.


Aunque la nutrición, el estrés y las enfermedades pueden ser claves en el desarrollo de las úlceras estomacales, no se conoce todo acerca de la causa de esta afección. Además, actualmente no existe un tratamiento que proteja completamente a los cerdos contra el desarrollo de úlceras estomacales.


Si bien, una nueva investigación, llevada a cabo por Chloë De Witte, estudiante de doctorado de la Universidad de Gante, ha mostrado que dos bacterias juegan un papel fundamental en el desarrollo de las úlceras, lo que ha abierto una puerta para buscar nuevos tratamientos a este problema.


LAS BACTERIAS


Helicobacter suis es una bacteria que se presenta con frecuencia en el estómago del cerdo. Las personas también pueden infectarse con este germen. Una infección por Helicobacter suis puede dar lugar a varios problemas, incluidos las úlceras estomacales.


Los resultados del estudio muestran que Helicobacter suis influye en la producción de ácido estomacal. La investigadora explica que el efecto depende de la edad de los cerdos.


“Por ejemplo, a la edad de seis meses, los cerdos parecen producir menos ácido estomacal. Esa disminución allana el camino para otra bacteria, Fusobacterium gastrosuis. Esa bacteria posiblemente juega un papel en el desarrollo de lesiones porque la bacteria mata las células de la pared del estómago. En los cerdos adultos, la producción de ácido estomacal aumenta, lo que da resultado a lesiones aún peores”, indica la investigadora.


La segunda bacteria, Fusobacterium gastrosuis, es una bacteria previamente desconocida, que se descubrió durante esta investigación.


PERSPECTIVAS FUTURAS


Los resultados del estudio muestran que dos bacterias, Helicobacter suis y Fusobacterium gastrosuis, desempeñan un papel en el desarrollo de úlceras estomacales en cerdos.


La primera bacteria mencionada también puede causar problemas estomacales en las personas. La influencia de ambas bacterias merece una investigación más profunda, por lo que las úlceras estomacales en cerdos pueden controlarse de manera más eficiente.


Una disminución en el número de úlceras estomacales en cerdos solo puede beneficiar el bienestar animal y la economía.

Archivo