Los veterinarios durante la realización de la prueba.

Concluyen las pruebas para obtener el Certificado Español en Clínica Equina

​197 veterinarios han optado a obtener el certificado, la primera de las especializaciones intermedias impulsada por el Consejo General de Colegios Veterinarios
|

El Certificado Español en Clínica Equina (CertESpCEq) ya es una realidad tras el examen realizado el pasado sábado 13 de abril en el aulario de la Facultad de Veterinaria de la UCM por los 67 examinandos a los que correspondió examinarse en esta fecha. En total, han sido 197 veterinarios con acreditada experiencia en équidos los que han optado a obtener este CertESpCEq, la primera de las especializaciones intermedias impulsada por el Consejo General de Colegios Veterinarios.


Antes de comenzar el examen, Felipe Vilas, consejero de la Junta Ejecutiva del Consejo General y presidente del Colegio de Madrid, dirigió unas palabras a los examinandos en las que destacó el exigente nivel de calidad del proceso de certificación. Y expuso los objetivos que se ha marcado la Organización Colegial con la puesta en marcha de la especialización intermedia en équidos: “Reconocer lo que es una realidad, es decir, que sois especialistas en équidos; defender la necesidad de la formación continuada; y transmitir a la sociedad y a los clientes que vuestro trabajo es un trabajo de especialistas”.


Vilas aprovechó para agradecer la labor encomiable que ha desarrollado en este proceso la Asociación de Veterinarios Especialistas en Équidos (AVEE) y destacó que el proceso de certificación se ha desarrollado con todas las garantías de calidad e independencia.


Por su parte, Rufino Rivero, secretario del Consejo General, fue el encargado de explicar a los examinandos la estructura del ejercicio: 50 preguntas tipo test y 10 preguntas sobre contenidos prácticos que había que responder durante las dos horas de examen. En representación del comité evaluador, estuvo presente Luis Rodríguez Gómez, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Toledo y miembro del Grupo de trabajo de Certificación Intermedia de Équidos.


Al igual que sucedió en la anterior convocatoria de examen, los examinandos, todos con amplia experiencia en clínica equina, destacaron el nivel de exigencia de las preguntas y valoraron positivamente que el proceso de certificación les haya obligado a volver a repasar materias para poner al día sus conocimientos.


Para acceder a la realización del examen los aspirantes han tenido que realizar un exigente proceso de baremación justificando su actividad profesional en los últimos años; certificando estancias de formación, internados y periodos de prácticas; aportando la existencia de títulos propios sobre équidos impartidos por Universidades y centros reconocidos; justificando la asistencia a congresos y jornadas; aportando publicaciones en revistas científicas, comunicaciones presentadas a congresos; y demostrando su pertenencia a asociaciones científicas y profesionales.

   Los veterinarios de équidos, los primeros en certificar la especialización

Archivo