David Rutley, ministro de alimentación y bienestar animal

Reino Unido asegura la exportación de animales en un Brexit sin acuerdo

La Unión Europea ha comprobado que el Reino Unido cumple con las garantías de bioseguridad y salud animal
|

Los Estados Miembros de la Unión Europea (UE) han aceptado la “solicitud de estado” del Reino Unido para que pase a ser un “tercer país”, es decir, un país fuera de la UE, con el objetivo de asegurar los movimientos de productos de animales y animales vivos en el caso de un Brexit no comercial.


La UE ha comprobado que el Reino Unido cumple con las garantías de bioseguridad y salud animal, de esta forma las exportaciones y el transporte de animales se podrá hacer “desde el primer día”, como lo explica la Asociación Veterinaria Británica (BVA).


Esta nueva situación también asegura que el movimiento de los equinos entre el Reino Unido y la UE continuará en un escenario de no acuerdo.


Las empresas y los veterinarios que importan animales vivos y productos de origen animal también continuarán teniendo acceso al Sistema de Expertos y Control de Comercio (TRACES), que es una herramienta de certificación veterinaria alojada en la web.


“Esta es una buena noticia para las empresas del Reino Unido. Demuestra nuestros altos estándares de bioseguridad y salud animal, que continuaremos manteniendo después de dejar la UE”, explica satisfecho el ministro de Alimentación y Bienestar Animal de Reino Unido, David Rutley.


"Nuestra principal prioridad sigue siendo alcanzar un acuerdo negociado, pero el trabajo de un Gobierno responsable es asegurarnos de que estamos preparados para todos los escenarios, incluso sin acuerdo", afirma.


Las exportaciones de animales y sus productos de Reino Unido a la UE deberán pasar por un Puesto de Inspección de Fronteras de la UE y las empresas seguirán requiriendo un Certificado de Salud de Exportación (EHC) y cumplir con sus requisitos.


En un escenario de acuerdo, el Reino Unido no tendrá que ser incluido en la lista durante el período de implementación. Para dar certeza a empresas y ciudadanos, las reglas comunes se mantendrán hasta el final del período de implementación, lo que significa que las empresas podrán comerciar en los mismos términos que hasta ahora hasta fines de 2020.


Si bien, este acuerdo, como informan desde la BVA, no incluye los viajes de mascotas. Por ello, aconsejan a los propietarios que hablen con su veterinario lo antes posible antes de viajar.


“En medio de toda la incertidumbre que rodea al Brexit, la aprobación de la solicitud de estado es una gran noticia. La BVA, con anterioridad, hizo un llamamiento al Gobierno para garantizar que el Reino Unido obtuviera el estatus de tercer país en la lista para evitar un escenario de pesadilla en el que no se podrían exportar animales o productos de animales en un Brexit sin acuerdo”, se congratula el presidente de la BVA, Simon Doherty.


"Este anuncio traerá un poco de alivio a los veterinarios y ganaderos que han estado preocupados por el bienestar significativo y las implicaciones económicas de no poder mover animales bajo un Brexit sin trato", añade.

Archivo