De izquierda a derecha: Felipe Vilas, Juan Martínez e Imanol de la Fuente.

Los profesionales de la seguridad alimentaria se reúnen en Madrid

​El presidente del Colegio de veterinarios de Madrid, Felipe Vilas, destacó el "papel clave de los veterinarios en el mantenimiento de los estándares de calidad y seguridad de los alimentos que llegan a los consumidores"
|

Cerca de 120 profesionales del ámbito de la seguridad alimentaria se dieron cita en la vigésimo séptima edición de las "Jornadas Avesa sobre seguridad alimentaria" que en esta ocasión tuvieron lugar en Madrid, en la sede del Colegio Oficial de Veterinarios.


El primero en intervenir fue el presidente de AVESA, Imanol de la Fuente, que contó con dos invitados de excepción para la jornada inaugural, el Director General de Salud Pública, Juan Martínez y el presidente del Colegio de veterinarios de Madrid, Felipe Vilas, quien destacó el "papel clave de los veterinarios en el mantenimiento de los estándares de calidad y seguridad de los alimentos que llegan a los consumidores".


El primero de los días estuvo dedicado a una serie de presentaciones por parte de la administración en torno a los últimos cambios legislativos en materia de control oficial y otros aspectos como el bienestar animal.


El segundo de los días de las jornadas comenzó con la visita a las instalaciones de Mercamadrid para conocer de primera mano las actividades de control oficial que en este mercado se realizan. El equipo de veterinarios oficiales que trabajan en este centro, con Angel Yagüe a la cabeza, detallaron las actuaciones que desarrollan.


Seguidamente una mesa redonda habló sobre la relevancia que tiene el fraude alimentario tanto desde un punto de vista económico como desde el ámbito de la seguridad alimentaria, destacándose que para que haya fraude alimentario deben cumplirse cuatro criterios: incumplimiento de la ley, intencionalidad, ganancia económica y engaño a los clientes o consumidores.


En el cierre de las jornadas se leyeron las conclusiones, y el gerente de Mercamadrid, David Chica, puso de relevancia las actividades en materia de control sanitario y la garantía que supone para el comercio de alimentos.