Los bosques protegen a los animales contra el calentamiento global

Los expertos ven a los bosques como amortiguadores contra el calentamiento global. Por ello, consideran muy importante su conservación
|

Una nueva investigación internacional liderada por la Universidad de Gante (Bélgica) muestra que el calentamiento climático tiene menos impacto en el bosque que en el exterior, gracias al efecto aislante de las copas de los árboles.


Por primera vez, científicos de 8 universidades han determinado las diferencias de temperatura entre las temperaturas en los bosques y en las áreas abiertas de todo el mundo. Las mediciones se tomaron en 98 ubicaciones en 5 continentes, tanto en bosques tropicales como templados y en bosques del norte.


Estas mediciones muestran que la temperatura máxima en los bosques es de promedio 4 grados más baja que en el exterior.


Con este conocimiento, los investigadores pueden predecir mejor el impacto del calentamiento global en las plantas y animales que viven en el bosque.


LOS ÁRBOLES COMO CAPA AISLANTE


"Con su dosel, los árboles proporcionan una capa de aislamiento sobre el bosque", explica el profesor Pieter De Frenne, quien coordinó la investigación de la Universidad de Gante. “Eso hace al bosque más fresco en verano que el exterior, por ejemplo".


“De nuestras últimas mediciones, ahora sabemos que, en el bosque, con temperaturas exteriores cálidas, el promedio es de 4 grados más frío que en el exterior. Así que las olas de calor en verano se notan mucho menos debajo de los árboles. Como resultado, las plantas y los animales en el bosque están actualmente menos afectados por el cambio climático que las especies que no viven en el bosque", confirma De Frenne. "Dado que los bosques cubren una cuarta parte de la superficie de la Tierra y albergan dos tercios de toda la biodiversidad, son de gran importancia para predecir el cambio climático", añade.


Los investigadores también han demostrado por primera vez que, cuando se calienta, aumenta el amortiguamiento de las temperaturas cálidas máximas de los bosques en todo el mundo. El calentamiento de las temperaturas máximas en el bosque es, por lo tanto, probablemente mucho menos rápido de lo que se pensaba.


Por último, el experto explica que “aunque se está calentando, la temperatura en el bosque no está aumentando demasiado rápido. A medida que el clima se calienta, el desacoplamiento entre la temperatura del bosque y la temperatura exterior simplemente aumenta. Realmente podemos ver los bosques como un amortiguador contra el calentamiento global. Y es por eso por lo que es muy importante que preservemos nuestros bosques".