18 millones de euros para formar en materia de salud y bienestar animal

​Europa busca mejorar la formación para aumentar la seguridad de la alimentación humana y animal, la salud y el bienestar de los animales y la fitosanidad
|

La Comisión Europea financiará un programa de trabajo para 2019 sobre la “mejora de la formación para aumentar la seguridad alimentaria”.


De este modo, Europa establece normas generales para la realización de los controles oficiales, permitiendo a la Comisión organizar cursos de formación destinados al personal de las autoridades competentes de los Estados miembros responsables de los controles oficiales en cuestión, que también pueden abrirse a participantes de terceros países, especialmente de países en desarrollo.


Esos cursos pueden incluir, concretamente, formación sobre la legislación de la Unión Europea en materia de piensos y alimentos y acerca de la normativa en el ámbito de la salud y el bienestar de los animales.


A fin de garantizar la implantación en los Estados miembros del programa “Mejora de la formación para aumentar la seguridad alimentaria”, “es preciso adoptar una decisión de financiación anual que constituya el programa de trabajo anual de 2019 en el ámbito de la formación sobre la seguridad de la alimentación humana y animal, la salud y el bienestar de los animales y la fitosanidad”, explican.


Por ello, han fijado un presupuesto de 18.000.000 millones de euros. Entre las acciones de formación a las que se destinará el presupuesto se encuentra la preparación frente a enfermedades animales, 1.140.000 euros, norma sobre el bienestar de los animales (890.000 euros), resistencia a los antibióticos (1.115.000 euros), higiene alimentaria (1.055.000 euros) y requisitos y controles de la higiene de la carne (1.040.000 euros), entre otros.


OBJETIVOS


Los objetivos operativos que se pretende alcanzar son desarrollar, organizar y gestionar los programas de formación en los ámbitos que se han determinado para garantizar un alto nivel de competencia del personal a cargo de los controles, hacer los controles oficiales más uniformes, objetivos y eficientes en toda la Unión y contribuir a una mayor uniformidad de los procedimientos de control entre la UE y los socios de terceros países.


Los resultados que espera obtener la Comisión son mejorar la sensibilización y los conocimientos del personal encargado de los controles en los ámbitos de formación que se han identificado; asegurar una comprensión común de las disposiciones y herramientas actuales de la Unión en lo que respecta a los controles oficiales en los ámbitos de formación que se han determinado; divulgar mejores prácticas para los controles oficiales en los ámbitos de formación identificados; favorecer el intercambio de experiencias a fin de aumentar el nivel de conocimientos especializados y la armonización en lo relativo al enfoque de los controles oficiales en los ámbitos de formación que se han determinado y mejorar la preparación y la capacidad de gestión de las autoridades oficiales para hacer frente a las crisis relacionadas con los animales, los alimentos o las plantas.

Archivo