De izq. a drch.: Juan Carlos Suárez-Quiñones y Miguel Ángel Revilla.

Consideran a la caza clave en la conservación de las especies

Las comunidades autónomas de Cantabria y Castilla y León​ ven la actividad cinegética como actividad reguladora de la salud pública, animal, de la seguridad vial y especialmente de la sostenibilidad y el equilibrio de todas las especies
|

Castilla y León ha modificado la Ley de Caza de la Comunidad, permitiendo retomar la actividad cinegética. Desde el pasado 30 de marzo, se permiten las modalidades de caza mayor de montería, gancho o batida, rececho, aguardo, al salto y en mano. Por otra parte, las modalidades de caza menor vigentes son al salto, en mano, ojeo, espera o aguardo, caza de liebre con galgo, conejos con hurón, zorros con perros de madriguera, caza de palomas y zorzales en migración invernal en pasos y caza de acuáticas desde puestos fijos.


El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha recordado la importancia de la caza en la Comunidad como actividad reguladora de la salud animalpública, de la seguridad vial y especialmente de la sostenibilidad y el equilibrio de todas las especies, en particular de las más vulnerables.


Por otro lado, el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha manifestado su apoyo a la "caza responsable" como "el mejor método de conservación de las especies" en la inauguración de la VIII Feria de Caza, Pesca y Productos Agroalimentarios de la comarca de Liébana.


En su intervención, Revilla ha puesto de manifiesto la "plena compatibilidad" de esta práctica con la conservación de la naturaleza, en base a un "equilibrio" al que contribuyen los cazadores. Además, ha afirmado que la caza está en los orígenes del ser humano y, por este motivo, ha apostado por "seguir manteniendo esas raíces", que forman parte de nuestra manera de ser.

   La superpoblación de especies de caza puede contagiar enfermedades al ganado
   Los veterinarios advierten que sin la caza se pone en peligro la salud de todos