¿Qué aditivos incluyen los piensos para mascotas?

Los diferentes alimentos para mascotas incluyen aditivos que el propio fabricante añade para aportar beneficios o eliminar efectos adversos
|

La Industria Europea de Alimentos para Mascotas (Fediaf, por sus siglas en inglés) ha emitido un informe referente a los aditivos que contienen los piensos destinados a la alimentación de las mascotas (petfood).

El término aditivo se puede aplicar a una variedad de ingredientes que los fabricantes agregan a los alimentos base. Los aditivos en petfood tienen objetivos diferentes, el primero es proporcionar beneficios nutricionales, como las vitaminas. El segundo propósito se refiere a los aditivos tecnológicos para la seguridad y el mantenimiento de las características idóneas del alimento, como la textura, estabilidad y resistencia al deterioro. Por último, se engloban los llamados aditivos sensoriales, que proporcionan color y sabor en los alimentos. 

En este sentido, entre los aditivos más habituales encontramos a los conservantes.  Debido a que la seguridad de los alimentos para mascotas es de importancia crítica, se pueden agregar conservantes para asegurar una buena conservación.


Desde Fediaf apuntan que los conservantes dependerán en gran medida del tipo de producto de comida para mascotas y el procesamiento. "La protección a la que hacen frente estos aditivos son la contaminación bacteriana o por moho, el deterioro, la degradación y la pérdida de nutrientes durante el almacenamiento", apuntan.


Por otra parte están los antioxidantes, se utilizan para proteger el alimento de las mascotas contra el deterioro, debido a la oxidación. "El contenido de grasa y aceite de los alimentos para mascotas hacen que sea necesaria su estabilización incluyendo antioxidantes para evitar que estas reaccionen con el oxígeno en el aire y los alimentos se vuelvan rancios, lo que conduce a pérdidas en la calidad nutricional", aseguran.


En otro apartado, la industria hace referencia a los emulsionantes, estabilizantes  y sabores.


Los emulsionantes ayudan a mantener la grasa en los alimentos y evitan que el agua se separe. En cambio los sabores se utilizan para mejorar la palatabilidad en algunos alimentos para mascotas y proporcionar variación en el producto. Algunos sabores pueden agregarse a algunos alimentos para mascotas y pueden ser sabores naturales.

Por último, hacen referencia a los estabilizadores de la flora intestinal, estos se pueden agregar a los alimentos para mascotas y tienen un efecto positivo en la microbiota intestinal. Estos estabilizadores, como los microorganismos vivos, son clasificados como aditivos zootécnicos para piensos por las autoridades europeas y comúnmente conocidos como "probióticos".

   La calidad del pienso es “imprescindible” para tener alimentos seguros de origen animal
   Los dueños de mascotas compran o no un pienso según el etiquetado
   Las nuevas tendencias del sector petfood para 2019

Archivo