Entre 2010 y 2018 se han cerrado el 36% de las clínicas veterinarias

Los datos de la Asociación Empresarial Madrileña de Veterinarios señalan que la evolución económica del sector, en el último año, no ha sido buena
|

El sector veterinario atraviesa una época inestable, de baja rentabilidad y con una elevada renovación de clínicas como consecuencia de la presión ejercida por el gran número de licenciados sin oportunidades laborales o con situación precaria en su puesto de trabajo.


Así lo reflejan los datos elaborados por la Asociación Empresarial Madrileña de Veterinarios (Aemve) con la participación de VMS (Veterinary Management Studies), a los que ha tenido acceso Diario Veterinario.


Según los datos, entre 2010 y 2018 se cerraron, en España, el 36,6% de las clínicas que existían en 2010. Al mismo tiempo, durante este periodo las aperturas de clínicas supusieron un aumento del 50% en relación al número de clínicas que había en 2010.


Por otro lado, la gran mayoría de las clínicas siguen siendo de pequeño tamaño, con 1-2 veterinarios en plantilla.


A pesar del crecimiento del sector nacional, un 3,7% en 2018, “la evolución económica del sector en el último año no es buena”, en opinión de Aemve.


“El sector se encuentra todavía por debajo de los datos económicos de 2008, previos a la crisis. El débil crecimiento de los últimos años se ha paralizado prácticamente en Madrid. Tras realizar las correcciones de aumento de IPC (1,2%) y de la subida de los costes de productos, fármacos (de media superiores al 3%) y de los costes laborales, las clínicas se encuentran en una situación de caída en los pobres beneficios que ya cosechaban, aumentando así la precariedad del sector”, señalan.


SECTOR DE ANIMALES DE COMPAÑÍA


Actualmente, el sector está siendo cada vez más absorbido por las grandes corporaciones.


En mercados desarrollados, como Gran Bretaña y Estados Unidos, las corporaciones han seguido comprando clínicas veterinarias, siendo MARS la principal empresa en cuanto a adquisiciones de centros, apuntan desde Aemve.


Si bien, en Estados Unidos el 10-15% de las clínicas pertenecen a corporaciones, pero en Gran Bretaña las corporaciones poseen más del 40% de las clínicas del país.

En lo referente a España, la asociación empresarial apunta que “el crecimiento de las corporaciones es lento, posiblemente afectado por la baja rentabilidad y pequeño tamaño de la clínica veterinaria media”.


En este sentido, ponen de ejemplo los casos de TiendaAnimal o Kiwoko, que “han creado en los últimos tiempos una burbuja de expectativas, su evolución en 2018 parece coincidir con la ralentización del mercado de adquisiciones”.


El CEO de TiendaAnimal anunció en enero de 2018 que a final de año contarían con 70 tiendas, ha terminado el ejercicio con 48. Por su parte, desde Aemve aseguran que los últimos datos de Kiwoko “apuntan a un aumento importante de la ratio de deuda y pasivo”.


“Todo ello confirma las desmesuradas expectativas de crecimiento que han inflado el sector en los últimos años, olvidando que el mercado español es prácticamente la mitad que el inglés o el 

alemán”, indican.


SEGUROS PARA MASCOTAS


En el ámbito de los seguros para mascotas, desde Aemve explican que “aquellos países con tradición en asegurar mascotas, como Suecia y Reino Unido, han mantenido los altos porcentajes de pacientes asegurados. Sin embargo, este sector no despega en países como Italia, Alemania, Estados Unidos o Francia”.


En España este sector tampoco despega, “dada la desconfianza de los veterinarios, la poca tradición de los seguros de mascotas y la existencia de servicios diferentes como las igualas o los planes de salud”, aseguran.

Archivo