La veterinaria Tisha Harper tratando a un perro.

Nueva opción de tratamiento para los perros con cojera

​La nueva técnica ha estado en la medicina humana durante décadas, el plasma rico en plaquetas. Según los expertos, el plasma contiene factores de crecimiento y proteínas que pueden acelerar la curación de los tendones y ligamentos y pueden promover la regeneración del cartílago o el hueso
|

A menudo, los dueños de perros desconocen las señales que indican que sus mascotas pueden tener artritis. "Es fácil pensar que las mascotas se ralentizan naturalmente a medida que envejecen", señala la veterinaria especialista en ortopedia y rehabilitación física de la Universidad de Illinois, Tisha Harper.


Aunque eso es cierto, la especialista explica que el problema subyacente puede ser la osteoartritis. "La mayoría de las veces, nuestras mascotas disminuyen la velocidad debido al dolor en las 

articulaciones artríticas", apunta.


Por otra parte, las mascotas jóvenes también sufren osteoartritis. Por esta razón, los dueños de animales de compañía deben estar atentos para detectar cambios en el comportamiento de su mascota y cómo se mueve el animal. “Afortunadamente, ya sea que el perro sea joven o viejo, existen tratamientos para mejorar la calidad de vida de las mascotas con problemas de articulaciones o cojeras”, explica.


En este sentido, la veterinaria ofrece un tratamiento que ha estado en práctica en la medicina humana durante décadas, el plasma rico en plaquetas (PRP).


Así, el PRP se suma a la gran cantidad de opciones de tratamiento existentes, como el tratamiento quirúrgico, la pérdida de peso, la terapia de rehabilitación física, la terapia con láser y los medicamentos para aliviar el dolor, todos ellos pueden ser opciones efectivas según cada paciente.


Para llevar a cabo el proceso, Harper extrae sangre del paciente. “La cantidad de sangre dependerá cómo de grande es el perro y la gravedad de la lesión. Una vez que se extrae la sangre, se filtra para capturar las plaquetas o se centrifuga para separar el plasma de los eritrocitos. Ambos procesos proporcionarán al veterinario un plasma que contiene todos los elementos necesarios”, asegura.


Este tratamiento suele tardar entre 30 y 40 minutos en completarse. Según explica, “es algo que se puede hacer en la clínica veterinaria en un día. Para muchos pacientes, el tratamiento con plasma rico en plaquetas es suficiente con una vez, otros pacientes, sin embargo, pueden necesitar tratamientos adicionales. Después de tratar a un paciente con PRP, puede ser necesario restringir el movimiento, pero solo por un par de días. Después, no hay restricciones de movimiento o actividad”, aclara.


¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?


El plasma es el líquido dentro del cual se suspenden los otros componentes de la sangre, como los glóbulos rojos y las plaquetas. Se compone principalmente de agua. Las plaquetas son pequeños fragmentos de células que desempeñan un papel en el proceso de coagulación de la sangre y también promueven la curación.


El plasma rico en plaquetas (PRP) se deriva de la propia sangre del paciente. Los veterinarios procesan el plasma para que tenga una concentración de plaquetas más alta de lo normal. "El plasma contiene factores de crecimiento y proteínas que pueden acelerar la curación de los tendones y ligamentos y pueden promover la regeneración del cartílago o el hueso", indica Harper.


Las inyecciones de PRP pueden disminuir el dolor asociado con la artritis al reducir la inflamación en las articulaciones. También pueden ayudar a curar las lesiones de tendones o ligamentos. Los pacientes con heridas crónicas, lentas o sin cicatrización también pueden beneficiarse de PRP.

Archivo