Nueva alternativa de proteína para la alimentación de cerdos orgánicos

Los investigadores quieren demostrar que es posible reemplazar parte de la soja que se usa en piensos estándar compuestos con proteína procedente de hierba de trébol
|

Un grupo de investigadores del departamento de Ciencia Animal de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) están investigando si es posible reemplazar las fuentes de proteínas tradicionales en la alimentación de cerdos orgánicos por proteína procedente de la hierba de trébol.


Para llevar a cabo el estudio están utilizando un grupo de cerdos alimentados con una dieta en la que parte de la proteína proviene de la hierba de trébol, y no de fuentes de proteínas tradicionales como la soja.


Por ahora, han logrado “eliminar completamente la soja del pienso compuesto en un 15%”, asegura el investigador Lene Stodkilde-Jorgensen, del departamento de Ciencia Animal de la Universidad de Aarhus.


Además de las proteínas, los cultivos de hierba de trébol también contienen una fracción de fibra que puede usarse como alimento para el ganado o como materia prima en la producción de biogás o etanol, apuntan.


Por otra parte, indican que el cultivo de la hierba aumenta la productividad en los campos, así como contribuye a reducir la pérdida de nitrógeno o la lixiviación de los campos.


LOS CERDOS COMEN BIEN Y PROSPERAN


El experimento se inició en noviembre, cuando los cerdos fueron destetados. Desde entonces, se han alimentado con cuatro tipos de piensos compuestos, cada uno con diferentes contenidos de proteína de hierbas.


“Los cuatro tipos de piensos han sido compuestos para satisfacer las necesidades de los cerdos. Sin embargo, aunque tengamos excelentes alimentos con todos los nutrientes necesarios, todavía tenemos que examinar si los cerdos crecen tan bien como esperamos que lo hagan”, recalca Stødkilde-Jørgensen.


Tras dos meses de estudio, los investigadores son optimistas, “notamos que los cerdos prosperan muy bien. Comen bien y parecen gozar de buena salud”.


Asimismo, los expertos deben examinar la importancia de la proteína de la hierba en relación con el sabor, el color y la estructura, así como el contenido de ácidos grasos y vitaminas en la carne y la manteca de cerdo. Estudios previos en pollos demostraron una conexión entre los altos contenidos de ácidos grasos insaturados y vitaminas en la proteína de hierba de trébol y el contenido correspondiente en la carne de pollo.


Hablando en términos de nutrición, esto dará como resultado una composición mejorada de ácidos grasos con un mayor contenido de ácidos grasos omega-3.


“Tenemos que estudiar esto con más detalle, ya que los consumidores esperan productos similares a los que suelen comprar. Llevaremos a cabo una serie de análisis y esperamos proporcionar algunas respuestas en 2019”, concluye el experto.

Archivo