El presentador Borja Capponi junto a unos perros. Imagen: borjacapponi.com

Denuncian malas prácticas de adiestramiento en televisión

​Acusan al programa "Malas Pulgas" de Mediaset España de incumplir las leyes de protección y bienestar animal
|

La entidad dedicada al adiestramiento de perros de asistencia y a la intervención asistida con animales, Associació d’Acció Social Discan, está promoviendo en Change.org una iniciativa dirigida a la cadena televisión Cuatro de Mediaset España, con el objetivo de cerrar el programa “Malas Pulgas” presentado por el adiestrador de perros Borja Capponi.


Discan denuncia que dicho programa incumple con las leyes de protección y bienestar animal, poniendo de ejemplo la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de protección de los animales de la comunidad autónoma de Andalucía, además de hacer referencia a otras leyes propias existentes en diferentes comunidades autónomas y a las estatales, todas recogidas en el Boletín Oficial del Estado.


Una situación que no es nueva, ya que en 2018 el Grupo de Etología de Avepa – asociación de veterinarios españoles de pequeños animales (Gretca) y la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, emitieron un comunicado haciendo referencia a “la nula base científica sobre la que se sustenta la mayoría de diagnósticos y tratamientos puestos en práctica en el programa, violación del estado de bienestar de los animales que aparecen, y las consecuencias que pueden tener estos métodos sobre la sociedad”, apuntaban.


En esta ocasión, la asociación hace referencia a un programa reemitido el pasado día 10 de marzo, equivalente al capítulo 12 de la temporada 2, donde aseguran que “se puede apreciar claramente como el perro sufre maltrato físico y psicológico”.


La principal premisa de Discan es “el bienestar animal por encima de todo”, algo de lo que, según explican, carece el programa “Malas Pulgas”, ya que emplean técnicas de adiestramiento basadas en el miedo.


Por todo ello, exigen a Mediaset la retirada por completo de este programa, tanto de Cuatro como del resto de canales, así como su difusión en internet.


“Es evidente que el programa se basa en una metodología dañina y aversiva hacia al animal, que puede crear secuelas físicas y psicológicas en el mismo, además de mostrar hábitos no correctos al espectador sobre manejo y comportamiento para con el perro, incluyendo el manejo por niños en los programas (por lo menos en el capítulo en cuestión), concienciando así equivocadamente sobre el respeto hacia los animales de compañía”, recalcan.


Por último, hacen hincapié en que “es importante que reflexionemos sobre lo que mostramos a la sociedad, especialmente en lo que se refiere al respeto por los animales, puesto que la concienciación y sensibilización es cosa de todos, pero sobre todo la televisión, que llega a todos los hogares y a nuestros niños y jóvenes, que son nuestro futuro, teniendo una responsabilidad doble en cuanto a sus contenidos”.


METODOLOGÍA UTILIZADA POR DISCAN


Desde la asociación explican que utilizan una metodología que “se basa en el adiestramiento en positivo, y las técnicas de modificación de conducta que usamos son ‘no invasivas’ y, en ningún caso, aversivas para el perro, “basándonos en métodos como el B.A.T. (Behaviour Adjustment Trainning), el Tellington Touch u otros en los que no se requiere en ningún caso el castigo positivo o el refuerzo negativo, sino que están basadas en el refuerzo positivo para crear comportamientos y en el castigo negativo para hacer que el perro deje de hacer conductas no deseadas (cabe explicar aquí que positivo significa que algo se añade y negativo, que algo desaparece)”.




Archivo