El 68% de los veterinarios en España son mujeres

La veterinaria en España es una profesión dominada por mujeres, del total de 27.700 veterinarios, 19.000 son mujeres, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística
|

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, el lema de este año es "Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio", con él se centran los esfuerzos para lograr la igualdad de género, explican desde la ONU (Organización de las Naciones Unidas).


En la profesión veterinaria no existe brecha de género, más bien brecha laboral, como señala uno de los informes de la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE). Dicho informe indica que "cabe más hablar de brecha laboral, peores trabajos y condiciones que los trabajadores de mayor edad, afectando por igual a hombres y mujeres”.


Si bien, los veterinarios más jóvenes son predominantemente mujeres, ya que en el 2009 eran un total de 8.700 veterinarias, en comparación con las 19.000 con las que se cerró 2018, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En este sentido, en la actualidad del total de 27.700 veterinarios que existen en España, el 68% son mujeres.


Pero llegar a esta feminización de la profesión veterinaria ha tenido un largo recorrido, y así lo expresa María Castaño Rosado, catedrática emérita de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), en su publicación ‘Primeras mujeres veterinarias en España’.


Castaño señala a María Cerrato Rodríguez como la primera mujer española en finalizar sus estudios como veterinaria, en 1925 en la Universidad de Córdoba y el ejercicio de la profesión veterinaria lo desarrolló como oficial de mercados, mataderos y matanzas domiciliarias.


Pero no todo fue tan sencillo, ya que “para matricularse en la carrera de Veterinaria en Córdoba tuvo que pedir un permiso especial al Ministerio de Instrucción Pública, pues estaba prohibida esta carrera a mujeres”, apunta la catedrática.


A pesar de la iniciativa de Cerrato en 1925, no sería hasta la década de los 80 cuando empezaran a matricularse un número considerable de mujeres. En 1985 se matricularon 1.807 mujeres y 2.162 hombres.


Por otra parte, también destacan los nombres de Krusewka y Dobrowilskaia, dos rusas que fueron las primeras mujeres veterinarias, licenciadas por la Escuela de Veterinaria de Zúrich (Suiza) en el año 1889, y de Aleen Cust, primera mujer veterinaria inglesa graduada en 1900, aunque “oficialmente ella no existió hasta 1922, debido a que entonces en el Reino Unido tras la licenciatura era necesario pasar un examen a través del Royal College of Veterinary Surgeon (RCVS) para colegiarse y ejercer la práctica clínica”, pues “el asesor legal del RCVS decidió que sólo ‘las personas’ podían colegiarse, y realmente una mujer no encajaba en aquel concepto”, señala la catedrática emérita.


En 1919 se votó en el Parlamento Británico la Ley de Descalificación Sexual, “pero aun así el RCVS tardó tres años en permitir la colegiación oficial de Aleen Cust y en 1922, tras pasar un duro examen, pudo ser administrativamente veterinaria”.

   ¿Existe brecha salarial en la veterinaria?
   La conciliación familiar en la veterinaria, una tarea complicada