Detectan una cabra afectada por tembladera en Andalucía

La tembladera es una encefalopatía espongiforme transmisible (ETT), una enfermedad neurodegenerativa causada por priones que produce espongiosis cerebral
|

La Junta de Andalucía ha informado sobre la detección de un caso de tembladera en una cabra de una explotación ganadera de Castril (Granada)


"La tembladera, también conocida como scrapie o prúrigo lumbar, es un proceso neurodegenerativo progresivo que afecta a ovejas y cabras, que se clasifica como una encefalopatía espongiforme transmisible (EET) o enfermedad causada por priones", según explica el Ministerio de Agricultura.


Dentro de los programas de ETT, a nivel nacional existe un programa concreto de vigilancia, control y erradicación de la encefalopatía espongiforme de los pequeños rumiantes (tembladera), basado en “una vigilancia pasiva, con muestreo en el caso de que se detectaran animales con síntomas y una vigilancia activa que consiste en un muestreo sobre determinado número de animales y realizado básicamente en matadero o bien en la planta de destrucción de cadáveres de animales muertos en explotación”, apuntan desde la Junta.


Gracias a esta vigilancia activa, se ha detectado la enfermedad en una cabra muerta el pasado 28 de noviembre. Así, conforme a la normativa, “la explotación está obligada a llevarla a una planta de máxima catalogación C1 (como cualquier rumiante)”.


De esta manera, se procedió a su retirada para ser destruida en la Planta de transformación de Salteras (Sevilla), donde se tomó muestra para su análisis por parte del personal de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa) el pasado 3 de diciembre. Se le hizo un análisis molecular al cadáver, que tarda casi 3 meses en dar resultado, siendo positivo.


En el censo total de la explotación afectada, se calcularon 180 animales. En el marco de la continuación del procedimiento, se ha dado traslado del expediente a la Delegación Territorial que es la que da orden de inmovilización y sacrificio de los animales.

   Un tipo de alga en las dietas de cabras lecheras reduce el estrés por calor