El agresor y el perro dentro de la clínica donde sucedió todo. Fuente: Notus.

Cogen a un peluquero canino maltratando a un perro

El perro, que esperaba tranquilamente su turno para ser atendido, fue golpeado repentinamente por el veterinario que, un segundo después, trató de reanimarlo
|

Otro sorprendente caso de maltrato animal sale a la luz gracias a las denuncias en redes sociales que hace el dueño de la víctima, Teo, un perro de raza shih tzu.


Todo sucedió en Barranquilla (Colombia) cuando un día el dueño de Teo, decidió llevarlo al veterinario para que lo atendieran. Mientras el animal esperaba tranquilamente su turno tumbado en la mesa de trabajo, uno de los empleados le dio, tal y como aparece en el vídeo, un golpe en la cabeza para justo después intentar reanimarlo.


Por lo que se puede observar en el vídeo, el compañero del agresor, que se encontraba al lado de este realizando otras labores, no se dio cuenta del golpe, por lo que rápidamente acudió a avisar a otro veterinario para que el perro se reanimara.


“Cuando el dueño de Teo fue a por él, notó enseguida el malestar del animal. Estaba decaído y tenía la mirada perdida. No podía moverse y además babeaba”, recogen diferentes medios locales, haciendo referencia a las propias palabras del propietario del perro en Facebook.


Vídeo de la clínica El Country (en Barranquilla) donde sucedió la agresión. 

Fuente: Notus.


Según cuentan, cuando el dueño de Teo lo recogió del veterinario y observó el estado de su mascota, preguntó si había ocurrido algo, a lo que le respondieron “todo ha ido bien, no hay de qué preocuparse”.


Sin embargo, y sin quedarse del todo tranquilo, el dueño, bastante preocupado por el estado de salud de Teo, decidió llevarlo a otro veterinario que, tras una exploración, “pensó en un primer momento que había sufrido una intoxicación”, explica, aunque más tarde descubrieron que la posible causa de ese estado podría ser “algún tipo de golpe o incluso una caída”.


Fue entonces cuando el propietario decidió interponer una denuncia para que las autoridades investigaran lo sucedido. Así, los responsables de la primera clínica donde ocurrió todo, revisaron las cintas de grabación y descubrieron que el veterinario golpeó al animal y luego lo reanimó.


El agresor fue despedido y la dueña de la clínica, a través de su Instagram quiso dejar clara su postura, donde explicó que “repudiamos lo acontecido, pues estamos en contra de todo tipo de maltrato animal y más aún dentro de nuestras instalaciones”.

David Jassan, policía responsable del caso, señaló que “el trabajador actuó con violencia contra el perro y podría recibir hasta tres años de prisión”.

   Sacan a la luz uno de los episodios más crueles de descuido animal (FUERTES IMÁGENES)
   Acusan a un Ayuntamiento de Toledo de maltrato animal por omisión

Archivo