Las vacunas, esenciales para la medicina veterinaria preventiva

Las vacunas reducen significativamente la prevalencia de muchas enfermedades potencialmente mortales
|

Con motivo de la celebración el próximo 27 de abril del Día Mundial de la Veterinaria, la Asociación Veterinaria Mundial (WVA, por sus siglas en inglés), comunica que el tema a tratar en el 2019 será “El valor de la vacunación”, una oportunidad para celebrar las contribuciones que todos los veterinarios hacen a la salud y bienestar de los animales y la sociedad.


Como cada año, desde hace ya casi 20, “honramos a un miembro de nuestra asociación que haya llevado a cabo las actividades que mejor encarnen el tema anual del Premio del Día Mundial de la Veterinaria”, informa la WVA.


La WVA será la anfitriona del premio junto con HealthforAnimals, la patronal europea de la industria de la sanidad animal, y estará abierto a todas las asociaciones de veterinarios de la WVA que puedan presentar evidencia de cualquier actividad que demuestre su apoyo al valor de la vacunación, pudiéndose incluir entre ellas, “campañas locales de vacunación para animales, seminarios educativos para el público, campañas en los medios de comunicación, nuevas investigaciones o cualquier otra cosa que lo promueva”, señalan.


En este sentido, hacen hincapié en que “la vacunación es una herramienta esencial para la medicina veterinaria preventiva, la promoción de la salud y el bienestar de los animales y para reducir el riesgo de exposición humana a muchos patógenos zoonóticos”.


“Históricamente, las prácticas de inmunización y los protocolos de vacunación han contribuido a reducir significativamente la prevalencia de muchas enfermedades potencialmente mortales. Los riesgos de no vacunarse pueden ser significativos para animales y poblaciones individuales, y pueden tener consecuencias en los medios de vida de los productores pecuarios rurales en regiones económicamente desarrolladas y emergentes”, apuntan.


Además, resaltan la probabilidad de que “los programas de vacunación eficaces, ampliamente implementados, reduzcan la necesidad de antimicrobianos, lo que a su vez puede ayudar a reducir el riesgo de resistencia antimicrobiana emergente”.

MOVIMIENTO ANTI-VACUNA


A pesar de los amplios beneficios que suponen preventivamente las vacunas, lo cierto es que el movimiento anti-vacuna que existe entre la población humana, también afecta a los animales, ya que, como alerta la Asociación Británica de Veterinarios (BVA, por sus siglas en inglés), “algunos dueños de mascotas han expresado su preocupación por las vacunas, ya que creen que pueden llevar a que sus perros a desarrollar comportamientos como por ejemplo los del autismo, pero actualmente no hay evidencia científica que sugiera este trastorno en perros o un vínculo entre la vacunación y el mismo".


Así, “es cierto que todos los medicamentos tienen efectos secundarios potenciales, pero en el caso de las vacunas son poco frecuentes y los beneficios de la vacunación en la protección contra las enfermedades superan con creces el potencial de una reacción adversa", aseguran desde la BVA.

   El sector avícola, cerca de encontrar una vacuna mejorada para dos enfermedades claves
   Acuerdan comercializar una vacuna contra la neumonía en potros