María Girona Ayala, presidenta de la sección dedicada al Derecho de los Animales en el ICAM.

Los abogados madrileños reestrenan la sección de Derecho de los Animales

El Colegio de Abogados de Madrid tiene la intención de convertirse pionero en materia de defensa de los animales
|


Bajo el mando de María Girona Ayala, el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) vuelve a estrenar su sección dedicada al Derecho de los Animales.


La diputada de la Junta de Gobierno del ICAM, Mª Dolores Fernández Campillo, fue la encargada de presentar el evento en un salón de actos completamente lleno al que acudieron tanto representantes políticos, como protectoras y diversas asociaciones animalistas.


Fernández, celebró la reapertura ilusionada pues “vamos a hacer al ICAM pionero en materia de defensa de los animales” apuntó, además de recordar que “los animales no son muebles, no son una propiedad, son seres sintientes y como tales debe tratarlos el Derecho", informan desde el ICAM.


Así, Girona comenzó explicando sus aspiraciones, entre las que se encuentran “llevar el Derecho de los Animales al nivel de otros sectores del Derecho dedicados a la protección de víctimas, que en el caso de los animales, son las más silenciosas, pues como víctimas de maltrato merecen al menos el mismo interés”.


Tras estas palabras, la jornada de inauguración continuó enfocada en el tema de “El maltrato judicial hacia el bienestar animal. Responsabilidad de funcionarios y Administraciones públicas. La importancia de la actuación policial”, con intervenciones como las de Pilar de Lara Cifuentes, magistrada juez del Juzgado de instrucción nº 1 de Lugo; y Antonio Manuel Vadillo Morales, oficial responsable de la unidad de medio ambiente y protección animal "Equipo Antón" de Fuenlabrada.


En este sentido, De Lara, comenzó su intervención planteando una cuestión muy interesante, “qué queremos y hasta dónde queremos llegar para erradicar la violencia en todas sus expresiones”, alegando que para ello es necesario abrir el debate sobre si los animales pueden ser sujetos pasivos del Derecho que, bajo el punto de vista de la magistrada sí lo son, por lo que “si es necesario crear una categoría nueva intermedia lo tendremos que hacer”, ya que “insistir en la falta de subjetividad de los animales obedece a "una visión antropocéntrica y utilitaria de las cosas, pero también enmascara otros problemas”.


Además, aunque De Lara valoró medidas como la reforma del Código Penal de 2015, indicó que es necesaria una Ley de Protección Integral del Animal y un Protocolo para que los veterinarios puedan actuar y denunciar casos de maltrato, alegando, entre otras modificaciones, el “simplificar los tipos penales de forma semejante a los delitos contra las personas, que se trate de delitos públicos, y dejar de hacer depender la entidad del delito en la valoración económica del animal, pues el animal comprado tiene el mismo valor que el adoptado”.


CONCIENCIA SOCIAL


Por su parte, Vadillo comenzó explicando que “no queremos ser recogedores de perros, queremos ser agentes por la protección animal”, enfocando su ponencia en relatar los métodos y la actuación policial ante delitos contra la fauna.


Para él, “falta formación e información, que deben ser las líneas estratégicas de actuación, y que además impone la Ley”. Por eso, y aunque cree que “la concienciación ciudadana es cada vez mayor”, es imprescindible la labor a través de campañas y actividades didácticas, por lo que tanto él como su equipo realizan formación en más de 72 centros educativos, y colaboran activamente con protectoras e instituciones afines.


“Si enseñamos a los menores, no habrá que corregir a los mayores”, concluyó cerrando la jornada.

   Adoptar una mascota no es tener un juguete (VÍDEO)
   Ofrecen asesoramiento jurídico gratuito contra el maltrato animal