Meritxell Batet y Miguel Borra, presidente de CSIF.

Polémica con los días de asuntos propios de los veterinarios funcionarios

​La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) afirma que el Ministerio de Política Territorial y Función Pública pretende limitar los días de asuntos propios de los empleados públicos, el Ministerio lo niega.
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ha informado que el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, departamento que lidera Meritxell Batet, ha decidido limitar los días de asuntos propios (6 al año por regla general) de los empleados públicos, entre los que se incluyen los veterinarios, "introduciendo un nuevo criterio que los condiciona al tiempo trabajado durante el año", recoge CSIF.


Desde el Sindicato hacen referencia a un acuerdo alcanzado por la Comisión Superior de Personal de la Administración General del Estado, en la que no están presentes los sindicatos, y que, según CSIF, ha distribuido a los diferentes departamentos un acuerdo sobre criterios de interpretación, “por el que se introduce un nuevo requisito de proporcionalidad, de tal manera que los días de asuntos propios serán proporcionales al tiempo efectivamente trabajado durante el año natural”.


Ante esta situación, CSIF ha mostrado su “preocupación por esta interpretación cicatera ya que también se limitan de manera expresa, entre otros casos, los días de libre disposición de las mujeres víctimas de violencia de género que se reincorporen de una excedencia y los de las personas que se acojan a una excedencia por cuidado de familiares.”


Sin embargo, desde el propio Ministerio han querido desmentir tal información con un comunicado, “las disposiciones sobre los días de asuntos propios (6 al año) que hoy se aplican, y se seguirán aplicando, son las que hay vigentes desde 2008”.


En este sentido, la Secretaría de Estado de Función Pública aclara que “la regulación a que hace referencia el sindicato CSIF se aprobó el 29 de febrero de 2008 y es la misma que se está aplicando”.

Además, han hecho hincapié en que “ni ha propuesto ni va a proponer ningún cambio ni modificación de la misma”.


Por otra parte, indican que “la Comisión Superior de Personal responde únicamente a una consulta de un organismo público que afecta exclusivamente a los empleados públicos de nuevo ingreso y relativa solo a si deben o no computar los períodos de práctica o cursos selectivos”.


Por último, lamentan la acusación de CSIF “sobre un asunto tan sensible, precisamente, con las empleadas públicas víctimas de violencia de género con quienes este Gobierno ha manifestado y manifestará su firme compromiso y solidaridad”.

Archivo