Luisfer Fernández, dueño de Furgovet, atendiendo a un perro en el interior de su furgoneta.

Una clínica veterinaria a domicilio

Furgovet, un proyecto pionero de clínica veterinaria sobre ruedas, ofrece un servicio integral a domicilio a todos los propietarios de mascotas que necesiten consulta.
|

Todo aquel que sea propietario de una mascota sabe el estrés y la ansiedad que muchas veces supone para los animales acudir a la clínica veterinaria. Sin ir más lejos, la veterinaria Marta Amat, destaca en un informe que “el 37% de los propietarios de perros encuestados afirma que a sus canes no les gusta ir al veterinario”.


Así, a Luisfer Fernández, gaditano que estudió en la Facultad Veterinaria de la Universidad de Córdoba, se le ocurrió una idea para combatir el llamado “efecto de la bata blanca canino”, montar una clínica veterinaria móvil.


“Me enteré de un proyecto que llevaba a cabo una veterinaria por el norte de España, que utilizaba una furgoneta camperizada y con el interior como el de una consulta, idea que me llamó la atención”, explica Fernández en declaraciones a Diario Veterinario.


Fue entonces cuando “decidí comentárselo a mi padre y a mi compañero de Universidad, que hasta abril del año pasado fue mi socio, así que juntos, nos embarcamos en el proyecto creando nosotros mismos Furgovet”.


Sin embargo, no fue la primera idea que barajó nada más salir de la carrera, “en mis inicios estuve trabajando en el Hospital Clínico de Córdoba en la unidad de grandes animales, ya que me gustaba la idea de dedicarme a los caballos”.


Pero reconoce que la situación laboral existente en el sector veterinario y que no consiguiera la plaza de interno por la que luchaba en el hospital, fueron motivos suficientes para empujarle a montar una clínica veterinaria sobre cuatro ruedas.


¿CÓMO FUNCIONA FURGOVET?


La furgoneta, que viaja por toda la provincia de Cádiz, dispone de todo lo necesario para realizar un servicio completo, ecografías, análisis laboratoriales, revisiones, vacunas o pequeñas cirugías, entre otros servicios.


Lo único que no se puede realizar dentro de la furgoneta ni en el domicilio son radiografías y cirugías mayores, pero para eso, el veterinario explica que tiene “una serie de vínculos con clínicas en cada uno de los municipios en los que trabajo, para poder ofrecerles a los propietarios el servicio de traslado a clínica para realizar yo mismo lo que sea correspondiente. En el caso de que el cliente necesite un servicio de urgencias, acudo siempre que no tenga que trasladar al animal a la clínica”.


De esta manera, el servicio que Furgovet ofrece es un servicio totalmente integral, en donde los costes no se ven incrementados por el hecho de acudir al domicilio. “Es algo que quise mantener, que el precio y el presupuesto de las consultas y vacunas fuera el mismo que los dueños de las mascotas se podrían encontrar en otra consulta física, no hay incremento por desplazamiento ni por kilometraje”.


Además, el veterinario asegura que “el negocio comenzó a funcionar y fue autosuficiente desde el primer día”. Aunque los inicios no fueron fáciles, “no nos daba unas ganancias a mi compañero y a mí como para tener un sueldo, pero no tuvimos que añadir dinero a la inversión, lo que fue un motor importante para no abandonar el proyecto”.


Por último, resalta la variedad de la clientela, “vienen clientes de todo tipo, aunque los propietarios de gatos son los que más agradecen este tipo de consulta, pues el animal no se pone tan nervioso al no tener que moverse del domicilio y sentirse en su hábitat”.

   El 80% de los dueños de mascotas no cambian de veterinario
   Los dueños de mascotas no siempre entienden a los veterinarios
   Los dueños de mascotas se gastan hasta 873€ en una visita al veterinario

Archivo