Yu Kangzhen y Monique Eliot.

La OIE apuesta por crear un grupo de expertos en Asia para frenar la PPA

​El Gobierno chino y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) han resaltado la importancia de presentar una propuesta de estrategia de control de la peste porcina africana a los Países Miembros de la OIE.
|

En la actualidad, la República Popular de China enfrenta una gran crisis en el sector de la producción porcina tras la aparición de la peste porcina africana en su territorio.


En este sentido, la directora general de la Organización Mundial de Sanidad Anima (OIE), Monique Eloit, ha destacado “la importancia de controlar la propagación de la enfermedad en explotaciones y regiones que, actualmente, se encuentran libres de la misma, con el fin de limitar las repercusiones socioeconómicas y comerciales de esta epizootia”, ya que hay que tener en cuenta que China es el primer productor mundial de cerdos y carne de cerdo, y que el mercado chino es prácticamente autosuficiente en términos de consumo interno.


Durante la reunión, entre la OIE y el Gobierno chino, la directora general de la OIE destacó la regularidad con la que los Servicios Veterinarios chinos han notificado a la OIE la información sanitaria relativa a los casos identificados de peste porcina africana y reconoció expresamente los recursos desplegados para detectar y controlar los brotes.


“Desde el inicio de la crisis, los servicios del Ministerio de Agricultura de China han dado muestra de transparencia al notificar los brotes de manera reactiva y al mejorar la calidad de la información provista. Respetando sus compromisos internacionales, están ayudando a controlar la peste porcina africana con mayor eficacia en China y a limitar el riesgo de propagación a los países vecinos”, declaró Eloit.


Por su parte, el viceministro chino Yu Kangzhen relató todas las medidas implementadas por las autoridades chinas en los últimos meses para mejorar y mantener un estricto control de la enfermedad, como la prohibición de las prácticas de alimentación de los animales con deshechos, el refuerzo del control del movimiento de animales vivos, el registro de vehículos, y otras medidas para mejorar la detección temprana de la enfermedad, así como el manejo de los brotes.


Por otra parte, Monique Eliot instó a los servicios del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales a continuar las acciones emprendidas, en términos de vigilancia de los cerdos domésticos y jabalíes, y de control de los desplazamientos de animales y productos de origen animal.


Asimismo, el Dr. Kangzhen y la Dra. Eloit debatieron las condiciones relacionadas con la implementación operativa de los conceptos reconocidos por el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE que permiten la gestión segura de los flujos comerciales, como la compartimentación.


Por último, al mismo tiempo que reconocieron la necesidad urgente de presentar lo más pronto posible una propuesta para una estrategia de control de la peste porcina africana a los Países Miembros de la OIE, el viceministro Yu ofreció su apoyo para la creación de un grupo regional de expertos para estudiar la peste porcina africana. La primera reunión del grupo para definir los términos de referencia y el programa de trabajo podría llevarse a cabo en la República Popular de China.

   China recibe al año del cerdo sumida en una crisis de PPA
   Nuevo caso de peste porcina africana en China
   Una gota de sangre es capaz de infectar cientos de granjas con PPA