Descubren un nuevo método para detectar la mastitis contagiosa

​El nuevo método es más sensible para diagnosticar las infecciones subclínicas intramamarias por Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus, tanto en muestras de leche como de piel de mama.
|

Las infecciones intramamarias con Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus son un problema importante en rebaños de vacas lecheras desde un punto de vista económico, de diagnóstico y de salud pública. Estas bacterias provocan la mastitis contagiosa en las ubres de las vacas, una inflamación en las glándulas mamarias. “Durante el siglo XX se han destinado muchos esfuerzos para controlarlo, sobre todo para reducir Strep. aglactiae en países escandinavos, pero la proporción de rebaños positivos aumentó a lo largo del siglo XXI”, señalan desde el Centro de Investigación de Sanidad Animal (CReSA).


El control de la mastitis bovina depende principalmente de la prevención de nuevas infecciones dentro y entre los rebaños de vacas lecheras manteniendo medidas adecuadas de bioseguridad. En el caso de la transmisión de estos patógenos de mastitis contagiosa se produce principalmente cuando se ordeñan las vacas.


“La higiene del ordeño y la limpieza de la ubre en los sistemas automáticos es diferente del sistema de ordeño convencional, ya que tiene más vacas por unidad de ordeño y sin contacto con manos humanas. Por lo tanto, si comparamos los dos sistemas, se espera encontrar una diferencia en la prevalenza de estos patógenos tanto en la leche como la piel de la mama”, indican.


Para buscar alternativas de diagnóstico, los investigadores del CReSA han llevado a cabo un estudio donde se calcula la sensibilidad y especificidad del ensayo Mastit4 qPCR con la del cultivo bacteriano para identificar las bacterias Strep. agalactiae y Staph. aureus en muestras de leche y de piel de ubre, a partir de vacas con un alto recuento de células somáticas en rebaños que utilizan los sistemas automáticos de ordeño.


Así, el estudio ha consistido en la selección aleatoria de “30-40 vacas y se recogieron muestras de piel y muestras de leche aséptica. Se aislaron diferentes colonias bacterianas de Strep. agalactiae y Staph. aureus en diferentes cultivos y luego se identificaron a partir de características morfológicas”, explica Yasser Mahmmod, investigador del CReSA.


“Hemos concluido que el método qPCR es más sensible para diagnosticar las infecciones subclínicas intramamarias por Strep. agalactiae y Staph. aureus, tanto en muestras de leche como de piel de mama. Por lo tanto, el método es valioso para detectar estos patógenos y se debe tener en cuenta en las pruebas diagnósticas rutinarias”, asegura el experto.


Por otra parte, Mahmmod señala que estas dos bacterias se conocen como patógenos de la mastitis contagiosa, pero también se han encontrado en reservorios ambientales. Por ejemplo, “se ha visto que puede haber transmisión de estas bacterias a través del contacto fecal y oral que hace que estos patógenos se mantengan los rebaños. Es por eso por lo que sigue siendo un problema en granjas que utilizan los sistemas de ordeño automático”.

   La dermatitis digital del ganado bovino, un grave problema económico
   ¿Está erradicada la enfermedad de las vacas locas en España?
   La diarrea viral bovina, una enfermedad con los días contados