Vacas alimentándose.

El uso de aceites en las dietas de las vacas mejora su rendimiento

Cinco dietas suministradas a 40 vacas, entre las que se incluían distintos tipos de aceites esenciales, demuestran que el rendimiento de estos animales puede mejorar sin el uso de antibióticos
|

Un estudio realizada por investigadores de la Universidad Estatal de Maringá (Brasil) y la Universidad de Zaragoza ha demostrado que “el uso de aceites en las dietas de las vacas criadas puede mejorar el rendimiento de estos animales”.


Para llevar a cabo el ensayo se utilizaron cinco dietas con distintos tipos de aceites. Las dietas eran sin aceites esenciales (CON), con aceite esencial de romero (ROS), con una mezcla protegida de eugenol, timol y vainillina (BLE), con mezcla protegida y aceite esencial de clavo (BCL), y por último,  con mezcla protegida, aceita esencial de romero y aceite esencial de clavo (BRC).


Estas dietas se les administraron a 40 novillas durante un período de 73 días. Además de la mezcla de los aceites esenciales, “se incluía grano de maíz, ensilaje y harina de soja”, explican los investigadores.


Tanto las dietas como los ingredientes, “se analizaron para verificar la presencia de elementos como materia seca, cenizas, concentración de nitrógeno, niveles de proteína bruta, extracto de éter, fibra detergente neutra, fibra detergente ácida, carbohidratos totales y energía metabolizable”.


Los resultados concluyeron que los pesajes de las vacas fueron similares para todas, “pero tendieron a ser más altos para aquellas que consumieron las dietas BLE, BCL y BRC”, apuntaron los investigadores.


Además, “a aquellas a las que se les dio dieta BLC y BRC, tuvieron una mejor ganancia diaria promedia que aquellas a las que se les dieron dietas de control o que solo recibieron aceite esencial de romero. Por su parte, las dietas BLE, BCL y BRC mejoraron la ingesta de alimento”.


Por otro lado, “el tratamiento dietético ROS tuvo la menor ingesta de materia seca y de eficiencia alimentaria, en comparación con las demás. Por el contrario, mientras que la eficiencia alimentaria más baja se encontró en las vacas alimentadas con ROS, no existieron diferencias respecto a la eficiencia entre los animales que recibieron dietas CON y dietas BLE”.


En general, los resultados de la investigación sugirieron que “una mezcla de aditivos naturales mejora el rendimiento del animal”.


POR QUÉ USAR ACEITES


Los expertos que participaron en la investigación señalan que “los elementos dentro de los aceites derivados de las plantas pueden tener propiedades antimicrobianas y antioxidantes, pues anteriormente, algunos han sido relacionados con la mejora del rendimiento inmunológico y digestivo en animales de producción”.


En la actualidad, debido al limitado uso de los antibióticos, “el interés en productos alternativos ha aumentado”. Así, “la industria ganadera incluye el uso de aceites esenciales como sustituto para mejorar el rendimiento del ganado”, concluyen los expertos.