Un jabalí.

Nuevo caso de peste porcina africana en China

El Gobierno chino ha detectado el foco en un alto número de suidos (cerdos, jabalíes…), en total han sido 68.969 animales afectados.
|

Las autoridades de la República Popular China, a través de Zhang Zhongqui, director general del Centro de Control de Enfermedades Animales de la Oficina Veterinaria del Ministerio de Agricultura de China, han informado de un nuevo caso de peste porcina africana en el país asiático.


Concretamente, ha ocurrido en la región de Jiangsu, en el pueblo de Huajing, municipio de Nanliuji.

El Gobierno chino ha detectado el foco en un alto número de suidos (cerdos, jabalíes…), en total han sido 68.969 animales afectados, fiel reflejo de la gran extensión que tiene actualmente la peste porcina africana en China.


De todos los animales, 2.452 fueron analizados y detectados como positivos, 1.369 aparecieron muertos y el resto de ellos han sido sacrificados.


Los veterinarios aplicaron la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para confirmar los casos de peste porcina africana.


Por otra parte, las autoridades han explicado que se están aplicando las medidas recomendadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como el control del movimiento dentro del país, la vigilancia fuera y dentro de la zona de contención, destrucción de los productos de origen animal y de los cadáveres y desinfección, entre otras.


FICHA DE LA ENFERMEDAD


La Peste Porcina Africana es una enfermedad altamente contagiosa que está causada por un virus de la familia Asfarviridae, género Asfivirus, existiendo cepas que pueden provocar cuadros agudos o hiper agudos con niveles de mortalidad y morbilidad próximos al 100%, si bien otras cepas cursan con cuadros clínicos subagudos o incluso crónicos con menor mortalidad. “Origina lesiones hemorrágicas en la piel y órganos internos por lesiones de los endotelios vasculares, pero a diferencia de la Peste Porcina Clásica esta enfermedad no cursa normalmente con sintomatología nerviosa”, aseguran desde el Ministerio de Agricultura.


En cualquier caso, es imposible la diferenciación de estas dos enfermedades mediante la sintomatología y en caso de sospecha clínica habrá que realizar la toma de muestras inmediata para realizar un diagnóstico laboratorial que permita su diferenciación.

   Una gota de sangre es capaz de infectar cientos de granjas con PPA